Meta Deportiva

Salva Guzmán otra vez a Tuzos

domingo, 10 de diciembre de 2017 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Abu Dabi, Emiratos Árabes

Hasta ahora no hay equipo mexicano que no dispute el Mundial de Clubes con el rosario en mano.

Ayer le tocó al Pachuca de Diego Alonso, que necesitó los tiempos extra para vencer 1-0 al Wydad Casablanca de Marruecos, un duelo que incluso coqueteó con los penales.

El rival que suponía el examen menos complicado se complicó a unos Tuzos confundidos, llenos de nervios por su debut en el Mundial y que terminaron por envolverse en su propio fango.

Jonathan Urretaviscaya, Keisuke Honda, Víctor Guzmán, los ejes del equipo hidalguense, los que no suelen fallar, perdieron la memoria durante los primeros 45 minutos. Con poca confianza al ataque y claridad a la hora de castigar a los africanos.

Eso permitió que el Wydad apostara más a su bloque defensivo y sobre todo a que su arquero, Zouhair Laaroubi, tocara poco el balón, ante el nerviosismo que le complicaba la vida en cada balón.

En lugar de aprovechar el poco atrevimiento del rival, Pachuca no entendió cómo hacer funcionar la maquinaria.

En el segundo tiempo, Alonso quiso dinamitar el partido con Franco Jara, pero fue el canterano Erick Sánchez, quien entró al 78’, el que le cambió la cara a los Tuzos.

Pese al aporte del juvenil, Pachuca no evitó los tiempos extra, en los que ya jugaba con el cuchillo entre los dientes ante un adversario que con un hombre de menos desde el minuto 70, por la expulsión de su capitán, Brahim Nakach, apostó a definir todo desde el punto penal.

SE VISTIÓ DE HÉROE
Ya iniciado el segundo tiempo extra, los Tuzos conectaron una línea de pases que fueron de Jorge Hernández a Urretaviscaya, quien centró para encontrar al de siempre, Víctor Guzmán, quien con un cabezazo puso el 1-0 que le devolvió el alma a Diego Alonso y a la directiva tuza que veía atenta desde su palco.

Pachuca apenas tendrá tiempo de digerir esta apretada victoria porque el próximo martes ya le espera en Semifinales el Gremio de Porto Alegre, campeón de Sudamérica.

Comentarios