#EnlaMira

Nico Montaño, quiere jugar en Europa

Nicolás Montaño Hernández decidió dejar el beisbol por enfocarse en el futbol y su sueño es portar la camiseta del Barcelona o un equipo del “Viejo continente”
lunes, 26 de marzo de 2018 · 00:00

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, BC

En un lapso de 18 meses, producto del crecimiento deportivo mostrado por Nico, la vida de la familia Montaño Hernández ha dado un enorme y positivo vuelco.

De ser un constante en selecciones de la Liga Municipal de Beisbol Infantil y Juvenil de Ensenada, Nicolás Montaño Hernández tomó la decisión de cambiar de disciplina para involucrarse en el futbol. Tras participar en siete campeonatos estatales y dos nacionales en su faceta de pelotero, optó por “colgar” los spikes definitivamente.

Xoloitzcuintles de Tijuana, club con el que lució en la Copa Manchester City, celebrada en Oceanside, California, donde llamó la atención de “cazadores de talento” de Tottenham de Inglaterra, le brindó su primera oportunidad.

En la Final, disputada el 29 de mayo de 2017, los “perros aztecas” doblegaron 2-1 al Club América.

Sin embargo, al quedar libre del compromiso con los fronterizos, el pasado mes de diciembre de 2017, junto a 120 de los principales prospectos del país, se mostró ante 10 visores de Gallos Blancos de Querétaro.

El ensenadense libró todos los filtros hasta quedar en la lista de los 11 elegidos para enfrentar al conjunto Sub-15 en partido en el que triunfaron 2-1.

Finalmente, Montaño Hernández fue uno de los cinco elementos que lograron un lugar en las fuerzas básicas queretanas.

NICO, BEISBOLISTA
A los cinco años, dirigido por Paz Carballo y Miguel Siqueiros en Gigantes, Nico, sobrino de Delfino y Raymer Vega, se presentó en el beisbol.

La mayor parte de su etapa infantil y juvenil, como lanzador y shortstop, la pasó vistiendo la franela de Marineros de Ensenada, donde tuvo como manejadores a Carlos Alcántar y Noé “Wandy” Fernández.

Mientras que en representativos ensenadenses defendía la pradera central.

“Con mi papá -Nicolás Montaño Castro-, mi primo Geovany Montaño y mis tíos, crecí en ese ambiente, pero en mi corazón también estaba el futbol, aunque sólo lo jugaba en la primaria y llegando a mi casa me cambiaba para irme al beisbol”, comentó.

Aunque durante un tiempo llegó a combinar la práctica de ambos deportes, “por mi mente no pasaba dejar el beisbol, ya que estaba 100 por ciento enfocado”.

FUTBOL SE ROBA SU CORAZÓN
Gilberto Valdez, su compañero en Marineros, “me invitó al equipo del Colegio Grecia y ahí, el profesor Polo Escobedo me ayudó mucho y me dejaba jugar como refuerzo” en la Liga de Futbol 5 de Valle Dorado.

Sin embargo, agregó, “mi deseo era entrar a cancha grande, y mi tío Óscar Sánchez, que tiene un equipo que se llama Deportivo Juárez, me da la oportunidad en futbol 11”.

En ese momento, “se me empiezan a juntar los dos deportes y mi papá, que siempre me apoya, me dijo que había que elegir entre las dos opciones, tuve que seguir una corazonada y lo sorprendí al quedarme en el futbol”.

“Incluso la gente que me conocía, no podía creer que de repente dejara el beisbol para dedicarme al futbol”, puntualizó el centro delantero convertido en extremo por izquierda.

Posteriormente, Sánchez es contratado por Real Azteca, uno de los clubes con mayor tradición en Ensenada y de inmediato reclutó a uno de sus pupilos favoritos, quien le agradece “todos los consejos y su apoyo”.

“De martes a viernes, salía de la escuela, me cambiaba y comía en el carro para llegar directo a los entrenamientos que eran en el campo del Real Madrid, y así fui creciendo poco a poco”, señaló.

Al igual que en sus años de beisbolista, Montaño es convocado por Alejandro Mancilla al representativo 2002 de Ensenada, que terminó obteniendo el subcampeonato en el Estatal 2001 al caer en la Final frente a Xolos de Tijuana.

“En ese torneo, a Jaime Vargas, visor de Tijuana, le gustó mi desempeño, me pidió que fuera a probarme y gané un lugar en los entrenamientos” para asistir a Oceanside, California a la Copa Manchester City, en la cual, además de coronarse campeón, es observado por los reclutadores de Tottenham de Inglaterra.

Una vez “aprobado”, “estaba listo para ir a la Sub-15 de Xolos pero por diferentes circunstancias no me quedé, así que regreso a Real Azteca y Pavel Alvarado me dice que me ve muchas cosas para estar en Querétaro y ya todo dependía de mí”.

“La fecha para viajar era en diciembre de 2017, lo pensé, hablé con mi papá para analizar la situación y ver qué era lo más conveniente y me sentía cómodo y seguro de poder sobresalir”, detalló.

Del 11 al 14 de diciembre en Querétaro, el jugador, quien considera que sus principales cualidades son “la velocidad, inteligencia y que me gusta atacar”, explicó que en la visoría en la que fueron evaluados 120 prospectos, aseguró un puesto en el equipo Sub-16.

“Desde el tres de enero estoy jugando una categoría más arriba, en la Sub-16, y me tocó debutar el 24 de febrero contra Veracruz como locales”, informó.

Montaño, quien deberá reportar el próximo jueves 5 de abril, aseveró que “nunca imaginé qué tan pronto sucedería todo, Selección de Ensenada, finales, goles, ya pude estar en una práctica con el primer equipo de Gallos Blancos y no lo creía, es algo inolvidable”.

ESTUDIOS
En Ensenada dejó inconclusos sus estudios de bachillerato en el Colegio Unifront, institución que “me abrió las puertas y la que recomiendo ampliamente”.

“Actualmente estoy en la preparatoria Idel, aprovechando el convenio que tiene con Gallos Blancos”, y al concluir, otro de sus objetivos es cursar la licenciatura en Derecho.

FRASE
“Mi meta a corto plazo en subir a Sub-17, y en tres años dar el salto a Primera División, hacer bien las cosas para llegar a Selección Nacional y esperar algún día recibir la llamada de un buen club de Europa, de preferencia, el Barcelona”.

FICHA

Nombre: Nicolás Montaño Hernández

Fecha de nacimiento: 22 de julio del 2002

Lugar de nacimiento: Ensenada, Baja California

Estatura: 1’73 metros

Peso: 61 kilogramos

 

Comentarios