Meta Deportiva

Formador de talentos

El argentino Eduardo Hugo Víctor Espona, fue el preparador físico de la selección mexicana que ganó el mundial Sub-17 de 2005 celebrado en Perú
jueves, 07 de febrero de 2019 · 00:00

#ENLAMIRA

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net |Ensenada, B. C.

El futbol mexicano vivió su momento cumbre en 2005 cuando, un grupo de jóvenes prospectos, dirigidos por Jesús “Chucho” Ramírez se coronó campeón Mundial de la categoría Sub-17 en Lima, Perú.

Parte importante del proceso fueron Jorge Bernardo Griffa y Eduardo Hugo Víctor Espona, quienes llegaron procedentes de Argentina en 2004 para capacitar a los formadores de talentos de las fuerzas básicas del país.

En ruta al histórico logro, Espona se encargó de la preparación física de jugadores que catapultaron sus carreras como el caso de Carlos Vela, Héctor Moreno, Giovani dos Santos, Efraín Juárez y Javier ‘Chicharito’ Hernández, aunque este último, terminó quedando fuera de la convocatoria final.

“En Ensenada, donde nos sentimos queridos y arropados, vinimos varias veces a hacer pretemporada con los campeones del mundo, en la previa del Mundial de Canadá, con la Sub-15 y participamos en un torneo”, recordó.

Mientras que rumbo a la Copa Mundial Sub-17 de Alemania 2011, “estuve durante todo el desarrollo hasta la previa, a poco tiempo de iniciar la última fase, la cual estaba relacionada con la elección de jugadores”.

Espona, quien tiene en su haber tres títulos mundiales -Futsal con Argentina en 1992, Fifa Blue Stars en Zurich con Boca Juniors en 2002 y Sub-17 con México en 2005-, regresa a suelo de México tras más de una década de ausencia.

“Acabo de sacar la cuenta y son 14 años alejado de México, un día saludé, me fui y ahora me llena el espíritu, gracias a Pavel Alvarado, volver a Ensenada, ciudad que me trae muy buenos recuerdos, ”, apuntó.

HISTORIA
Eduardo Espona, nacido el 23 de diciembre de 1963 en Casilda, provincia de Santa Fe en Argentina, dio a conocer que estudió la licenciatura en Educación Física y Deporte en la Universidad de Buenos Aires.

Posteriormente, realizó una maestría en alto rendimiento en la Universidad Autónoma de Madrid y doctorado en cultura física en la Universidad Manuel Fajardo de Cuba.

Como futbolista activo, creció en las divisiones inferiores de Newell´s Old Boys de Rosario, en el cual, durante su paso por la tercera división, coincide con Gerardo "Tata" Martino, quien empezaba su carrera en la Primera del futbol argentino.

También jugó para Sporting de Corral de Bustos y Club Atlético 9 de Julio de Arequito en Ligas Provinciales.

Desempeñando sus funciones como preparador físico ha pertenecido a San Lorenzo de Almagro, Unión de Santa Fe, Deportivo Armenio, Boca Juniors -club en el que dirige a Diego Armando Maradona-, Atlético Rafaela, Alianza de El Salvador, selecciones juveniles de El Salvador, Cuba y México, además de “un interinato breve en la mayor de México”.

En 2004, Espona y Jesús "Chucho" Ramírez son invitados por Jorge Griffa para trabajar para la Federación Mexicana de Futbol, con formadores de categorías menores..

“Lo sumamos al proyecto porque lo conocíamos, ya que hizo su pasantía en Boca Juniors”, comentó. Dicho equipo, agregó, se formó con dos propósitos: el primero, “relacionado y direccionado hacia formadores, directores, entrenadores y profesores de fuerzas básicas y el otro fue detección de futbolistas con aptitudes para participar en la alta competencia, conformación de selecciones y rearmado y refundación del departamento de selecciones juveniles”.

En ese tiempo, mencionó, “se abre una vacante, le ofrecen la Selección Sub-17 a Chucho y cumplió su palabra, ya que había dicho que cuando tomara algo importante quería que yo lo acompañara y tuvimos la fortuna de salir campeones”.

A Ramírez y su auxiliar Víctor “Harlem” Medina, los calificó como “referentes de una modificación de estructura que fue más allá de lo deportivo, son personas valiosísimas en la formación de juveniles y es un lujo para México tenerlos”.

La llamada “Generación Dorada”, afirmó, “le brindó una alegría inmensa al país y abrió los ojos a la dirigencia que era necesario tener ese departamento”.

“Entre seis y ocho muchachos siguieron el proceso desde Sub-15, algunos consolidados y otros con chance permanente peleando puestos para entrar en competencia y continúan rompiendo estadísticas”, resaltó.

Eduardo Espona, relató que “hay dos equipos que quise muchísimo, la selección de México campeona del mundo y Boca Juniors Sub-20 de Mauro Boselli, Omar ‘Pelado’ Pérez, Gastón Maximiliano Sangoy y Marcos Mondaini”, ganador del Mundial de Clubes Fifa Blue Stars en 2002 en Zurich, Suiza.


MARTINO
“El ´Tata´ y yo compartimos momentos en el club -Newell´s Old Boys-, nos conocemos y me parece buena la decisión de haberlo traído, ya que defiende y pregona los mismos principio que Menotti”, señaló.

Bajo el mando del “Tata”, añadió, “las selecciones de Argentina y Paraguay alcanzaron sus máximos niveles, con Barcelona mantuvo la misma identidad y en Newell´s, ganó sin ningún tipo de discusiones y jugando como nos gusta a los hinchas del equipo”.

“Tiene las condiciones, la capacidad, la experiencia y la edad, aunque se tienen que dar un montón de factores, es importante que no te suelten de la mano, te esperen y te ayuden quienes te contrataron para que dejes resultados positivos”, finalizó.
 

Comentarios