#EnlaMira

Haro, el campeón desconocido

El ensenadense ha sido por muchos años el coequipero de Eric Solórzano en la Clase 11, siendo clave en sus victorias dentro de la Baja 1000 y 500
jueves, 16 de noviembre de 2017 · 00:06

Gabriel García/EL VIGÍA
ggarcia@elvigia.net | Ensenada, BC

Miguel Haro tiene el Off-Road en las venas, con una trayectoria extensa y que le ha permitido ganar la Baja 1000 en 6 ocasiones, todas como relevo de lujo de Eric Solórzano a bordo de su Clase 11.

El ensenadense indica que de muy joven se fue a vivir a La Paz por cuestiones de trabajo, comenzando su andar en el motociclismo en 1976 en territorio sudcaliforniano, tanto en estadio como en desierto.

Para 1978 vivió su última carrera en moto, ya que en ese año tuvo un accidente que lo orilló a dar el brinco a los carros.

Su primera competencia oficial fue en el estadio Arturo C. Nahl de La Paz y posteriormente compitió en el Circuito Bronco dentro del Off-Road.

En 1980 dio el salto a la Clase 11, categoría que hasta la fecha es su favorita dentro de las carreras fuera de camino.

5 años después cambió su residencia de nuevo, a su natal Ensenada, decidiendo correr la Baja 1000 de ese año dentro de la Clase 11.

Recordando el piloto azteca que en ese entonces se tenía que utilizar vidrio enfrente y a los costados en su vochito stock, a diferencia de la actualidad que pocos vehículos de la 11 cuentan con esto.

“En ese entonces usábamos unos amortiguadores que ni reserva tenían, los cascos eran abiertos, no traíamos nada, más que puros goggles, eran tiempos bonitos que corríamos antes” refirió el porteño.

Sobre las rutas de antaño en relación a las de la actualidad, Miguel destaca que son las mismas, “aunque la diferencia es que la tecnología ahora es clave en los carros”.

Su primera victoria en unas 1000 millas fue en 1998, recorrido que comenzó en la delegación de Santo Tomás y finalizó en La Paz.

Entre las series que Haro ha visto acción, destacan Baja Promotions con Lou Peralta en la década de los noventas, Record Off-Road Series y algunos promotores de San Quintín.

Los recuerdos del ensenadense en las Bajas de antaño era el pasar por la avenida Cortez, también por el arroyo de El Gallo y frente a la Cementera, “muy buenos recuerdos de esos tiempos, experiencias muy completas”.

Una competencia de lujo
En los ochentas la Clase 11 contó con un excelente nivel en la mayoría de los eventos, recuerda el tricolor, quien libró duelos de lujo ante pilotos como Jesús Ramos, Luis Ángeles, Ángel Barajas, Sergio “Coyote” Gutiérrez y Porfirio “Indio” Gutiérrez.

Ganar una carrera en la Clase 11 es un doble triunfo en opinión del guerrero azteca del volante, ya que pasan por caminos muy dañados tras el paso de más de 100 carros, al arrancar en la última parte de la parrilla de salida.

Tiene un ángel en el cielo
Rafael Haro (QEPD), hermano de Miguel, fue quien le enseñó muchas cosas en las carreras fuera de camino, indicando que lo involucró en este deporte y a quien recuerda con mucho cariño.

Su participación en el aniversario 50 de la Baja 1000 va dedicada a su hermano, como siempre ha sido desde que partió al cielo.

En La Paz el nombre de Rafa Haro es legendario, siendo despedido por miles de personas en su funeral dentro de un estadio en donde organizó muchas carreras.

Su triunfo de la edición 2006 de la Baja 1000 es el momento más importante para el ensenadense, quien indicó que la ruta fue un desafío mayor en esa ocasión, ante las lluvias que se dejaron sentir previo a la justa desértica.

Solórzano, su gran aliado
La gran amistad que tiene con el tijuanense Eric Solórzano es algo que agradece el ensenadense, quien ha podido gozar de su pasión a lo largo de toda la península bajacaliforniana como parte de su equipo.

Esa dupla tiene el honor de ganar 6 ediciones de las 1000 millas, 5 de la Baja 500 y en 4 veces se impusieron en la San Felipe 250, ganando también bastantes campeonatos de Score International en la 11.

A celebrar en La Paz
Este día Miguel vivirá una nueva aventura en “La madre de todas las carreras fuera de camino”, que es muy importante para él por los 50 años de existencia del evento.

Haro ve con buenos ojos el optimismo de los gobiernos de Baja California y Baja California Sur como enlace para realizar esta carrera junto a Score International.

La clave para intentar ganar el cumpleaños 50 de la Baja 1000 entre Ensenada y La Paz es cuidar el carro, pero manteniendo una muy buena velocidad para cumplir con el tiempo pactado de 48 horas por parte del promotor Roger Norman.

Unas 400 millas será lo que manejará el ensenadense en esta 1000, ya en territorio de Baja Sur, que es una zona que conoce muy bien él.

Con la de hoy serán 12 ediciones de Baja 1000 en las que ha participado el hermano del fallecido Rafa Haro, quien indicó que los mexicanos siempre han tenido la calidad para pelear por el triunfo en las Bajas.

Un mensaje que Miguel manda a los fans es que gocen la carrera en forma segura, que estén retirados de la ruta, “un carro se puede salir, estén alejados del camino, recuerden que su vida vale más que eso”.

Ama el atletismo
Desde chico el atletismo y basquetbol captaron la atención de Miguel, quien hasta la fecha participa en eventos de distancias cortas en Ensenada, ya sea en pavimento o terracería, para mantenerse en forma y por gozar del ambiente que existe entre la gente que desarrolla este deporte.

Ficha
Nombre: Miguel Haro Pulido
Fecha de nacimiento: 29 de septiembre de 1953
Lugar de nacimiento: Ensenada, Baja California
Deportes: Off-Road, basquetbol y atletismo
Ídolos: Fernando Valenzuela, Julio César Chávez e Iván Stewart
Clases en las que ha corrido: 5-1600, 9 y 11

Comentarios