Visita Rousseff a Lula tras su interrogación

domingo, 06 de marzo de 2016 · 00:46

São Paulo, Brasil - Sonriente, la presidenta brasileña Dilma Rousseff se reunió con su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva.

Las sonrisas de ambos mientras saludaban del balcón del departamento de Lula a cientos de simpatizantes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) hacían parecer que había festejo cuando, en realidad, el ex mandatario acababa de ser detenido temporalmente e interrogado por una investigación de sobornos.

"Lula es mi amigo, te metes con él, te metes conmigo", gritaban los militantes del PT.

La orden del juez Sergio Moro de interrogar a Lula bajo detención suscitó críticas de penalistas, que afirman que el ex Presidente podría haber declarado por escrito.
Mientras que Lula, que en declaraciones el viernes dejó entrever que buscaría la candidatura en 2018, afirma su inocencia ante acusaciones de haberse beneficiado de la red de corrupción en la paraestatal Petrobras, por la que ya fueron detenidos alrededor de 60 empresarios y funcionarios.

Entre ellos, el ex tesorero del PT Joao Vaccari Neto, el senador oficialista Delcidio do Amaral -que se sospecha dio evidencia que vincula a Lula y habría dicho que Rousseff estaba al tanto del esquema de sobornos- y, más recientemente, Joao Santana, el estratega de campaña tanto del otrora Mandatario como de la actual presidenta.

Ésta también enfrenta un proceso de juicio político en su contra por presuntas maniobras fiscales ilegales.

Además de la visita de Rousseff, el ex mandatario recibió ayer el apoyo de los líderes venezolano, Nicolás Maduro, boliviano, Evo Morales, y ecuatoriano, Rafael Correa.

Comentarios