El Mundo

Se vuelcan iraníes en ayuda tras sismo

jueves, 16 de noviembre de 2017 · 00:11

AGENCIAS
Teherán, Irán

Los ciudadanos y personalidades del mundo de la cultura y el deporte de Irán se consagraron ayer a la tarea de ayudar a los decenas de miles de damnificados por el terremoto del pasado domingo en la provincia occidental de Kermanshah.

La televisión estatal, que el martes elevó a 530 los muertos, informó en esta jornada de que el balance actual era de 474.

Repletos de alimentos y artículos de primera necesidad, tenían como objetivo aliviar el sufrimiento de aquellos que lo perdieron todo en el sismo de magnitud 7.3, que causó cientos de muertos y miles de heridos.

Acción ciudadana
El Gobierno, el Ejército y la Media Luna Roja se han visto desbordados por la magnitud del siniestro, lo que convierte en muy valiosas las recolectas de fondos y artículos de primera necesidad organizadas entre los ciudadanos de todo el país.

A estas iniciativas se han sumado desde el equipo nacional de lucha libre a clubes de futbol, pasando por músicos y cineastas.

La ganadora del oro en tiro de los Juegos Paralímpicos Sareh Yavanmardi anunció hoy que va a subastar su medalla para recaudar dinero para las víctimas, una decisión adoptada también por el campeón olímpico de levantamiento de pesas Kianush Rostami y el luchador Masud Mostafa Yokar.

En el campo de la cultura, la banda kurda Tarang ha organizado un concierto benéfico en Teherán el próximo 24 de noviembre, y el cine Kurosh de la capital asignará la mitad de sus ingresos de taquilla de hoy a las víctimas.

En la oficina del director de gestión de crisis de Kermanshah, Reza Mahmudian, numerosos particulares y empresas llamaban para preguntar el medio de enviar ayuda.

“Tenemos unos 150 camiones llenos de mantas, alimentos y medicamentos en el aeropuerto que están siendo enviados a las regiones damnificadas”, explicó Mahmudian.

Entretanto, según anunció Mahmudian, “las tareas de rescate están finalizando y ya se ha restablecido el suministro de agua, gas y luz en más del 85 por ciento de las poblaciones” damnificadas.

Se calcula que unas 30 mil casas han quedado destruidas o dañadas en Kermanshah, una provincia de mayoría kurda y fronteriza con Irak.

Comentarios