El Mundo

Muestran músculo mujeres del mundo

Cientos de miles de manifestantes en Latinoamérica, Europa y Asia, exigieron parar la discriminación y violencia de género
viernes, 9 de marzo de 2018 · 00:00

AP
Buenos Aires, Argentina

De norte a sur de América Latina, cientos de miles de mujeres exigieron en el Día Internacional de la Mujeren detener la violencia y desigualdad de derechos por razones de género, en una de las regiones del mundo en las que el machismo impera con fuerza.

Frente al Congreso de Buenos Aires, las manifestantes demandaron abortos seguros. El reclamo, de vieja data en el país, no ha logrado prosperar en el parlamento por la resistencia de la Iglesia católica, entre otros motivos.

Según un informe de 2016 del Ministerio de Salud de Argentina, se realizan entre 370 mil y 522 mil abortos por año, cifras que son estimativas por tratarse de una práctica clandestina.

En cuanto a cifras de violencia, el Observatorio de la Violencia contra las Mujeres Ni una Menos indicó que en 2017 se registró un feminicidio cada 29 horas en Argentina.

Mientras marchaban por el centro de Ciudad de México, algunas manifestantes gritaban a quienes las miraban pasar: “Señor, señora, no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente”.

En México, en los seis primeros meses de ese año, hubo al menos cinco asesinatos de mujeres al día, según el Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio.

En Bolivia, uno de los países con más casos de violencia de género en la región, activistas irrumpieron en un evento de la ONU y colgaron en el cuello de los asistentes guirnaldas con papeles que contenían los nombres de mujeres víctimas de feminicidio.

Hasta el 6 de marzo, la Fiscalía de ese país contabilizó 28 feminicidios y 4 mil 674 denuncias de violencia familiar. En 2017 se registraron 109 feminicidios.

Paran y marchan
Miles de mujeres en Asia y Europa demandaron respeto ayer. En España se convocó una huelga de 24 horas, mientras que grandes multitudes llenaron las calles de Manila, Seúl o Nueva Delhi.

En Europa, las manifestantes españolas comenzaron temprano iniciando una huelga de 24 horas y llamando a las mujeres a dejar de trabajar, ya fuera en las oficinas o en su casa, para protestar contra la brecha salarial y la violencia de género.

En Manila, se acusó al presidente Rodrigo Duterte de violar los derechos de las mujeres. En Seúl, el creciente movimiento #MeToo tomó las calles. En India, donde la violencia endémica contra las mujeres sólo ha llegado hace poco al debate público, marcharon hacia el Parlamento reclamando sus derechos.

En Afganistán, cientos de mujeres que habrían tenido miedo de salir de casa durante el régimen talibán se reunieron en la capital para conmemorar el día y recordar a sus líderes que queda mucho trabajo por hacer para dar a las mujeres afganas una voz, garantizar su educación y protegerlas de la creciente violencia.

Comentarios