El Mundo

Ya estan a salvo

La Armada tailandesa rescató a los últimos cuatro jóvenes y a su entrenador de la cueva donde permanecieron atrapados 18 días
miércoles, 11 de julio de 2018 · 00:00

AP
Mae Sai, Tailandia

Una audaz misión en las inundadas grutas de una laberíntica cueva tailandesa terminó con el rescate de los 12 muchachos y su entrenador de fútbol, concluyendo un drama de 18 días que segó la vida de un buzo y mantuvo en vilo a muchas personas en todo el mundo.

Una fuerza de operaciones especiales de la Armada tailandesa informó en su página de Facebook que los últimos cuatro jóvenes que quedaban y su entrenador de 25 años fueron sacados exitosamente la tarde del martes. Unas horas después también salieron los buzos y los médicos que habían acompañado a los jóvenes en los últimos momentos de la opertación.

Los otros ocho de los chicos fueron rescatados por buzos tailandeses y extranjeros entre el domingo y el lunes.

Operativo exhaustivo
Los chicos y su entrenador ingresaron a la cueva Tham Luang el 23 de junio, cuando fueron a explorarla tras un partido de fútbol, pero quedaron atrapados por el agua de una torrencial lluvia monzónica.

Cada uno de los chicos, cuyas edades van de 11 a 16 años, fue escoltado hasta la salida por dos buzos en los últimos tres días del operativo. Los estrechos pasadizos tenían colocados tanques de oxígeno en localidades estratégicas para que los jóvenes pudieran recargar su suministro periódicamente.

Autoridades de Tailandia, conscientes de que las lluvias monzónicas se avecinaban y que los niños podrían quedar atrapados durante meses, aprovecharon que el tiempo se apaciguó.

Usaron un sistema de bombeo de agua para hacer la ruta más transitable y la confianza de los buzos fue aumentando a medida que cada fase de la misión concluía con éxito.

Los doctores eran cautos sobre el estado de salud de los chicos por el riesgo de infecciones y los niños estaban aislados en el hospital, aunque recibieron una recompensa: pan untado con chocolate, como habían pedido.

Dos de los chicos podrían padecer una infección pulmonar, pero en general los ocho menores rescatados primero están “sanos y sonrientes”, dijo un funcionario.

Comentarios