El Mundo

Arrasa EU ‘Ola Rosa’

martes, 11 de septiembre de 2018 · 00:00

Agencia Reforma
Washington, EU

Las elecciones legislativas de noviembre prometen cambiar paradigmas.

Como ningún año antes en la historia de Estados Unidos, los comicios intermedios estarán marcados por la alta presencia de mujeres compitiendo por gubernaturas, la Cámara Baja y el Senado en lo que algunos llaman ya una “Ola Rosa”.

Desde Estados como Idaho, donde una mujer podría convertirse en la primer indígena en llegar a la gubernatura, hasta Massachusetts, donde una afroamericana tiene la oportunidad de ser electa como congresista, ésta podría ser la ocasión para cambiar el estatus de poder.

“El país está moviéndose hacia ser un lugar mucho más diverso y este podría ser un punto de inflexión sobre lo que las próximas elecciones pueden llegar a ser”, dijo a Reforma Nadia Brown, politóloga experta en la Universidad de Purdue en Indiana.

De acuerdo el Centro para Mujeres y las Elecciones en la Universidad de Rutgers (CAWP, por sus siglas en inglés), las mujeres están subrepresentadas en la política porque, a pesar de representar 50.8 por ciento de la población, no alcanzan el 26 por ciento de los escaños en la elección popular.

Sin embargo, la situación podría cambiar con los números de este año.

Al menos 14 mujeres competirán este año por una gubernatura -rompiendo el récord de 1994-, al menos 22 mujeres competirán por una Senaduría -rompiendo el récord de 2012- y 231 mujeres competirán por un escaño de la Cámara Baja.

Hillary, parte del cambio
Los analistas afirmaron que la candidata a la presidencia Hillary Clinton y las noticias del trato del presidente Donald Trump hacia las mujeres son algunos de los aspectos que ayudaron a fomentar el cambio.

No obstante, los retos todavía son muchos.
“Los partidos no siempre son los mejores en preparar a mujeres, además de los roles de género prevalecientes... muchas de las mujeres que he entrevistado me han dicho que en el momento de buscar competir, consultan a su familia”, dijo a Reforma, Ivy Cargile profesora de ciencia política en la Universidad Estatal de California en Bakersfield.

Debbie Walsh, la directora del Centro para Mujeres y las Elecciones en la Universidad de Rutgers, añadió que el desafío consiste en que las postulaciones de las mujeres sean algo tan normal como lo son actualmente las de los políticos masculinos.

Por otro lado, la coyuntura actual ofrece múltiples ejemplos que muestran como las mujeres están rompiendo los moldes a lo largo del espectro ideológico, sobre todo después del surgimiento de nuevas figuras en el Partido Demócrata.

En Georgia, la experimentada demócrata Stacey Abrams hizo historia en mayo al convertirse en la primera afroamericana en ser nominada a una gubernatura, mientras que la socialista Alexandria Ocasio-Cortez, de 28 años, dio la campanada en junio ganando inesperadamente la candidatura demócrata en la Cámara Baja.

Comentarios