El Mundo

Avanza grupo de ultraderecha

miércoles, 12 de septiembre de 2018 · 00:00

Agencia Reforma
Estocolmo, Suecia

El movimiento de ultraderecha puso en jaque la estabilidad política en Suecia.

Tras las elecciones generales del pasado domingo, el país europeo se convirtió en el último que ha visto crecer a los movimientos extremistas de derecha ante el desafío migratorio en la región.

El resultado de los comicios dejaron a Suecia sumida en la confusión por el empate técnico entre los bloques de la derecha y la izquierda, abriendo la puerta a las negociaciones para las coaliciones políticas.

Se trata de una victoria amarga para los partidos del sistema porque los xenófobos Demócratas Suecos (DS) se hicieron -en solitario- con alrededor de un quinto de presencia en el Parlamento sueco, el cual quedó muy fragmentado.

Por su parte, los socialdemócratas fueron los más votados (28,4 por ciento) y consiguieron 144 escaños, aunque tuvieron el peor resultado de su historia.

Se niega a negociar
Todo indica a que la tensión durará al menos unos días, cuando se terminen de contar los votos por correo, según la prensa local.

“Aumentaremos nuestros escaños en el Parlamento y durante las próximas semanas, meses y años ganaremos más influencia en todo lo que pase en Suecia”, vaticinó el líder de la formación ultraderechista, Jimmie Åkesson.

El primer ministro Stefan Lofven, quien llevó al Partido Socialdemócrata al poder en 2014, respondió que pretende permanecer en el cargo y se negó a negociar con el partido xenófobo.

Comentarios