El Mundo

Sacude violencia a Brasil

Hasta el momento, fueron detenidas 45 personas vinculadas con los ataques en el Estado de Ceará
sábado, 05 de enero de 2019 · 00:00

AP
Rio de Janeiro, Brasil

Una ola de ataques violentos mantiene en vilo a Ceará, uno de los Estados brasileños con los mayores índices de delincuencia y donde en los últimos dos días se registraron 45 atentados contra bancos y edificios públicos.

Hasta el momento fueron detenidas 45 personas vinculadas con los ataques, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado ubicado en el noreste de Brasil.

Ante la gravedad de la situación y con carácter “urgente” el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, conducido por el ex juez del Lava Jato, Sergio Moro, dispuso ayer el envío de tropas de la Fuerza Nacional, un organismo que reúne a policías militares de diferentes Estados del país.

La decisión de Moro, que responde a un pedido del gobernador de Ceará, Camilo Santana, fue elogiada por el presidente Jair Bolsonaro, quien reconoció que la situación se agravó en las últimas horas.

COMBATE A LA DELINCUENCIA
Para el ultraderechista el combate a la criminalidad es uno de los principales desafíos del Gobierno, en un país en el cada año se cometen más de 60 mil homicidios. Bolsonaro convirtió en uno de los ejes de la campaña, que lo llevó a la presidencia, la tolerancia cero con los delincuentes.

La motivación y origen de los delitos se desconoce, pero funcionarios del Gobierno estatal creen que se trata de una venganza de grupos criminales por el supuesto nuevo rigor que se aplicaría en las cárceles.

NO RECONOCERÁN FACCIONES CRIMINALES
El martes pasado, el secretario de Administración Penitenciaria de Ceará, Luis Mauro Albuquerque, dijo que no reconocería facciones criminales y que los presos dejarían de ser divididos según su afinidad con esas organizaciones. Apenas horas después comenzaron los ataques que ya han alcanzado 14 ciudades además de la capital, Fortaleza.

Los criminales destruyeron entradas a edificios y públicos e incendiaron vehículos particulares, camiones y autobuses estacionados en la calle.

Además de los disturbios en la vía pública, el secretario de Seguridad estatal André Costa informó que se registraron casos de desobediencia a la autoridad y un motín en una cárcel de Ceará por el que 250 presos fueron sumariados.

Moro ofreció al Gobierno de Ceará cupos en otras cárceles federales para poder disuadir los focos de conflicto con el traslado de reos.

La violencia es uno de los mayores problemas que aqueja a Ceará. Con una tasa de 59 muertos por cada 100 mil habitantes, es el tercer Estado con mayor número de homicidios detrás de Acre (64) y Rio Grande del Norte (68).

El mes pasado, un intento de robo a dos bancos en Milagre, una pequeña ciudad del interior del Estado, dejó 14 muertos tras un enfrentamiento con la Policía, bajo circunstancias que no fueron dilucidadas.
 

Comentarios