El Mundo

Alerta de bomba en Asamblea opositora

El conato coincidió con el retiro de inmunidad a diputados simpatizantes de Guaidó, por parte del Congreso Nacional Constituyente
miércoles, 15 de mayo de 2019 · 00:00

AGENCIA REFORMA/AP
Ciudad de México


Decenas de agentes de la policía fueron desplegados en las inmediaciones del Parlamento de Venezuela, controlada por la Oposición, luego de recibir una alerta por la presencia de una bomba al interior del lugar.

De acuerdo con medios locales, al menos 15 efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) ingresaron al edificio por un supuesto artefacto explosivo colocado en su interior.

“En este momento 15 funcionarios del Sebin ingresan al Palacio Federal Legislativo por supuesto artefacto explosivo dentro de las instalaciones. Ningún funcionario del Parlamento puede ingresar” denunció Roberto Cambios, elemento de la Subsecretaría del Parlamento.

La sesión de laAsamblea Nacional opositora fue cancelada.

RETIRAN INMUNIDAD
Mientras que la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó el retiro de la inmunidad parlamentaria a cinco diputados y el enjuiciamiento de otros dos, con lo que se elevan a 14 los congresistas sujetos a procesos judiciales.

Durante la sesión los constituyentes oficialistas acordaron el retiro de la inmunidad a Freddy Superlano, Sergio Vergara, Juan Andrés Mejía, Carlos Paparoni y Miguel Pizarro y el enjuiciamiento de los congresistas suplentes Franco Casella y Winston Flores.

La decisión del cuerpo legislativo se dio luego de que el Tribunal Supremo de Justicia, que es controlado por el gobierno, acordara procesar a los diputados por los delitos de “traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes”.

SIMPATIZANTES DE GUAIDÓ (PARA WEB A PARTIR DE AQUÍ)

Hace casi una semana se acordaron procesos judiciales similares contra el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, que fue detenido por miembros del Sebin y otros diputados.

Todos los congresistas procesados son señalados de acompañar al jefe del Congreso y líder opositor, Juan Guaidó, durante el fracasado alzamiento militar del 30 de abril.

Al condenar los procesos contra los opositores y la toma del palacio legislativo, Guaidó acusó al gobierno de Nicolás Maduro de estar “tratando de cerrar por la vía de los hechos” al Congreso.

“Vamos a insistir sin duda”, afirmó el dirigente, que ha sido reconocido por más de medio centenar de países como presidente interino de Venezuela, al asegurar que los congresistas opositores no se dejarán amedrentar y que mañana intentarán de nuevo sesionar en el palacio legislativo. “Terrorismo de Estado es lo único que ofrece Maduro y su combo”, dijo el político en conferencia de prensa.

EMBAJADOR DE VENEZUELA
El dirigente anunció que su representante en Estados Unidos, Carlos Vecchio, a quien Washington reconoce como el embajador de Venezuela, se reunirá el lunes con autoridades del Comando Sur en el Departamento de Estado. Guaidó pidió el fin de semana a Vecchio iniciar “comunicaciones directas” para una posible “coordinación militar”.

Al respecto Vecchio indicó en su cuenta de Twitter que había solicitado una reunión con una delegación técnica del Comando Sur para avanzar en la “planificación estratégica y operativa” para restaurar la democracia.

Un juzgado capitalino ordenó la semana pasada que Zambrano, de 63 años, permanezca detenido en la sede de la policía militar del Fuerte Tiuna, el mayor de la capital, mientras enfrenta un proceso por los supuestos delitos de “traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y odio continuado”.

El arresto de Zambrano se dio un día después de que la Constituyente le retiró la inmunidad al parlamentario y a seis de sus colegas: los diputados opositores Henry Ramos Allup, Luis Florido, José Simón Calzadilla, Américo De Grazia, Richard Blanco y Mariela Magallanes.

A raíz de esos procesos De Grazia, Magallanes y Blanco solicitaron refugio en las embajadas de Italia y Argentina en Caracas, mientras Florido huyó hacia Colombia y Calzadilla permanece escondido.
 

Comentarios