El Mundo

Internet rápido: no todos en EU

miércoles, 1 de abril de 2020 · 00:00

AP
Nueva York, E. U.

En Sandwich, Nueva Hampshire, un pueblo de mil 200 habitantes, la banda ancha es escasa. Olvídate de ver Netflix, mucho menos de trabajar o estudiar desde casa. Incluso el departamento de Policía tiene problemas para subir sus reportes.

Julie Dolan, una jubilada de 65 años residente del lugar, tiene asma y su esposo hipertensión. Dolan duda que su deficiente Internet en casa pueda soportar una cita médica remota y, en estos días, nadie quiere visitar al médico si puede evitarlo. Eso sólo les deja la tecnología del siglo XIX: el teléfono. “Es lo único que tendría”, dice.

En escuelas, sitios de trabajo y servicios públicos cerrados por el coronavirus, las conexiones por Internet mantienen a los estadounidenses conectados con instituciones vitales y entre ellos. Pero no es una opción cuando el servicio de Internet rápido es difícil de obtener.

Aunque los intentos por ampliar el servicio de banda ancha han avanzado en años recientes, decenas de millones de personas siguen sin tenerlo, en gran parte porque las compañías telefónicas y de cable dudan en invertir en las alejadas áreas rurales. Los miles de millones de dólares de subsidios gubernamentales no han solucionado por completo el problema.

Incluso en las ciudades, el costo del acceso a Internet significa que muchos no lo contratan. Las alternativas de bajo costo como bibliotecas y cafeterías están cerradas.

SOLOS Y AISLADOS
En St. Loius, Stella Ashcraft, de 63 años, vive al día y no puede pagar el Internet. El centro de mayores, en donde juega bingo, hace puzles y come cinco días a la semana, está cerrado. También su iglesia y la biblioteca en donde revisa su correo electrónico. Ha recibido fotos por mensajes de su nieto recién nacido, pero imposible hacer una llamada vía Zoom para ver al bebé.

“Me siento muy retirada, aislada, sola”, dijo.
No hay números definitivos de cuántas personas no tienen banda ancha. La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) calcula que son 21 millones, pero sus datos son deficientes y muy probablemente subestima el problema. Un grupo independiente llamado BroadbandNow calcula que son 42 millones. La división digital afecta de forma desproporcionada a áreas rurales, afroamericanos, latinos e indios americanos en tierras tribales.

 

Comentarios