El Mundo

Un país fracturado

El asesinato de afroamericanos a manos de policías ha detonado el activismo contra el racismo en Estados Unidos
martes, 22 de septiembre de 2020 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

El año electoral y la pandemia de Covid-19 han visibilizado aun más las tensiones raciales y la violencia contra minorías en Estados Unidos, en un momento de división no visto en 40 años, de acuerdo con especialistas.

Los manifestantes de Black Lives Matter, que luchan contra el racismo y la brutalidad policial, se han tenido que enfrentar en sus noches de protestas no solo con la violencia de las fuerzas de seguridad, sino también con milicias armadas que los acosan.

La muerte registrada en video de George Floyd a manos de un policía blanco que le presionó el cuello con la rodilla hasta que dejó de respirar detonó una ola de protestas que se ha mantenido desde ese 25 de mayo.

“Algunas noches son muy pacíficas, algunas noches la Policía es muy violenta con nosotros, algunas veces tenemos a supremacistas blancos”, cuenta Tanya Faison, fundadora del movimiento Black Lives Matter (BLM) en Sacramento, California.

“En el inicio hubo una noche que fue muy violenta. La Policía disparaba a la cabeza de los manifestantes, el ojo de un niño de 13 años fue impactado, otra chica que fue impactada ya no puede ver con uno de sus ojos”.

Este es el panorama recurrente que enfrenta la comunidad negra cuando marcha para exigir que la Policía deje de matarlos.

Los asesinatos mediáticos de Floyd y Breonna Taylor, así como el caso de Jacob Blake, quien fue baleado múltiples veces por un agente, en medio de un confinamiento que obligó a las personas a quedarse en casa y poner atención a lo que pasaba, visibilizaron un problema estructural.

“Hemos sido asesinados regularmente por la Policía por décadas. No es algo nuevo, lo único que es un poco nuevo es que la gente ahora le está prestando atención”, resume Faison, quien dice que desde que fundó BLM Sacramento en 2014 la Policía ha matado al menos a 16 afroamericanos.

“Vimos muchas muertes de negros, a la Policía matando gente. Entonces eso activó a la gente, así como el hecho de que Donald Trump es presidente. Mucha gente está activa por eso”.

Registros de la organización Mapping Police Violence muestran que en 2020 la Policía ha matado al menos a 781 personas en el país. De ese total, un 29 por ciento eran afroamericanos, pese a que solo representan un 13 por ciento de la población.

Asimismo, indica que los afroestadounidenses tienen tres veces más probabilidades de ser asesinados por aquellos que, supuestamente, deberían cuidar sus vidas.

La lucha ha hecho eco en todo el mundo. Reino Unido, Alemania y Francia replicaron protestas para exigir el fin del racismo. Resonó también en el deporte. La NBA y la MLB cancelaron juegos en solidaridad.

Pero no hizo eco en el presidente Donald Trump, quien ha hecho más énfasis en los disturbios y la violencia en las protestas que en los llamados a reformar la Policía y a atender el racismo.

Ha llamado vándalos y anarquistas a los manifestantes, a la vez que ha generado, sin fundamento, teorías conspirativas sobre sus actos.

“Está incitando a gente racista a la violencia”, critica Faison. “Ha echado atrás mucho por lo que hemos luchado”.

Frustración racial histórica
La actual movilización no solo refleja el hartazgo por la violencia policial contra los negros.

Así lo explica Andreu Espasa, investigador del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, quien enfatiza que la confrontación actual es quizá uno de los cuatro momentos más álgidos en la historia de EU, además de la Guerra de Independencia, la Guerra Civil y el conflicto en torno a la Guerra de Vietnam, que culminó en 1975.

“Estas protestas lo que están expresando es un desencadenamiento del tema racial”, dice Espasa.

“Tiene su propia dinámica, su propia lógica y su propia gravedad, pero lo que está expresando es una desigualdad social creciente que ya lleva unos 40 años en EU”.

La indignación de los afroestadounidenses tiene además, explica el experto, su raíz en la ruptura de los consensos posteriores a la Segunda Guerra Mundial, cuando gobiernos, empresas y sindicatos tenían el pleno empleo como prioridad.

Además, pese a ser un 13 por ciento de la población en el país, los afroamericanos representan un 18 por ciento de los contagios de coronavirus y un 24 por ciento de las muertes, de acuerdo con datos de la Oficina del Censo y de los Centros Para el Control y Prevención de Enfermedades.

“En cualquier situación de crisis en EU, las minorías, tanto afroamericanos como latinos, siempre son desproporcionadamente afectadas por la situación”, destaca Espasa.

Los vigilantes de ultraderecha
Adonde quiera que vayan los manifestantes de Black Lives Matter aparecen también milicias armadas que se asumen como vigilantes ciudadanos y que afirman proteger los negocios y las comunidades de los episodios violentos.

Las milicias, que forman parte del movimiento patriota, o antigobierno, generalmente no se asumen como grupos de odio, ni se consideran racistas, pero han levantado teorías conspirativas sobre una inminente guerra civil provocada por los manifestantes de BLM.

“Los grupos de milicias han intentado girar la narrativa de los manifestantes Black Lives Matter, cuyo objetivo es desmantelar el racismo sistémico, afirmando que es su deber constitucional oponerse a las manifestaciones percibidas como ‘terroristas’”, explica Freddy Cruz, investigador y analista del Southern Poverty Law Center.

Cuando hay indicios de que se gesta una protesta en alguna localidad, se organizan para patrullar las calles con equipo militar y rifles semiautomáticos e intimidar a los manifestantes.

Este tipo de actividad de las milicias es peligrosa porque estos grupos no son agentes de la ley reconocidos a nivel federal, señaló Cruz.

“Eso es terrorismo doméstico. Nuestro país está permitiendo el terrorismo doméstico”, acusa Tanya Faison. “Cuando estamos en las calles pidiendo que no haya violencia, literalmente, estamos recibiendo más violencia”.

Sin expectativas para noviembre
Dentro del movimiento Black Lives Matter, ni la candidatura republicana de Donald Trump, ni la demócrata de Joe Biden para la Casa Blanca, generan esperanza para un cambio.

Tampoco ilusiona Kamala Harris, la primera mujer afroestadounidense en ser candidata a la Vicepresidencia.

“Me encantaría tener a una mujer negra como vicepresidenta, pero conozco su historial con las fuerzas de seguridad y las condenas contra las personas de color”, comenta Faison sobre Harris a quien achaca ser partidaria de las fuerzas de seguridad y de la encarcelación masiva de negros.

“Por su historial no parece como que sea una mujer negra”.

 
Brutalidad policiaca
Algunos de los asesinatos de afroamericanos en este año a manos de las fuerzas de seguridad.

+ George Floyd

46 años

Minneapolis, Minnesota

Asesinado el 25 de mayo

+ Breonna Taylor

26 años

Louisville, Kentucky

Asesinada el 13 de marzo de 2020.

+ Daniel Prude

41 años

Rochester, Nueva York

Asesinado el 23 de marzo de 2020.

+ Jacob Blake

29 años

Kenosha, Wisconsin

Impactado por 7 disparos el 23 de agosto de 2020.

 
Racistas
Los grupos “patriotas”, entre ellos las milicias armadas, han tenido mayor presencia durante gobiernos de los demócratas.

Se muestran los años en que más grupos activos se documentaron por cada presidente.

+ Bill Clinton

1996 - 858

+ George W. Bush.

2003 -171

+ Barack Obama

2012 - 1,360

+ Donald Trump

2017 -639
 

Galería de fotos

Comentarios