El Mundo

Procede juicio contra Legionarios de Cristo

La jueza de Milán, Patrizia Nobile, confirmó los cargos de intento de extorsión y obstrucción de la justicia contra sacerdotes y abogados de la orden católica, acusados de ofrecer dinero a la familia de una víctima
jueves, 18 de febrero de 2021 · 00:00

AP
Roma

Una jueza en Milán falló que puede proceder el juicio en un caso en que sacerdotes y abogados de la orden católica Legión de Cristo están acusados de ofrecer dinero a la familia de una víctima de abuso sexual para que mintiera a los fiscales.

En una audiencia preliminar el martes, demorada durante casi un año debido a la pandemia de coronavirus, la jueza Patrizia Nobile confirmó los cargos de intento de extorsión y obstrucción de la justicia y fijó el 13 de mayo como fecha del juicio a los cinco sospechosos, dijo Daniela Cultrera, abogada de la familia de la víctima.

La investigación deriva de un caso en cual el tribunal supremo italiano en julio ratificó la condena a seis años y medio de prisión de un cura de la Legión —Vladimir Resendiz, apartado del sacerdocio— por abuso sexual de varones menores en el seminario juvenil de la Legión en el norte de Italia.

En 2013, una de las víctimas de Resendiz habló a su terapeuta acerca del abuso que padeció cuando era estudiante secundario en el seminario. El terapeuta cumplió con la obligación legal de informar a la policía, que inició la investigación.

En ese momento la Legión finalizaba varios años de reformas por orden del Vaticano tras la revelación de que el difunto fundador de la orden con sede en México, Marcial Maciel, era un defraudador religioso que abusaba sexualmente de sus seminaristas y que construyó un culto furtivo para ocultar sus delitos. Según Cultrera, un nuevo escándalo de abuso sexual en Italia era lo que menos deseaba la orden cuando esperaba recuperar su independencia de la supervisión vaticana.

Los fiscales alegan que en octubre de 2013 la jerarquía de la Legión en Italia y sus abogados ofrecieron a la familia de la víctima 15 mil euros a cambio de un acuerdo extrajudicial en el cual el hijo negaba haber sufrido los abusos de Resendiz y que en todo caso no lo recordaba. Si se llamaba a testificar a los familiares, ellos debían hacer las mismas declaraciones y negar los abusos que ya habían denunciado a la fiscalía.

INTENTO DE EXTORSIÓN
La madre de la víctima, Yolanda Martínez, dijo a The Associated Press el año pasado que la familia, espantada por la conducta de la Legión, se negó a firmar. Meses después, la Legión cambio su oferta: reconocería el abuso, pero la familia debía devolver el doble de los 15 mil euros si alguien violaba la confidencialidad del acuerdo.

Para los fiscales, se trata de un intento de extorsión y obstrucción de justicia. La familia solicita una indemnización de monto no especificado como parte civil en el caso.

La Legión se negó a hacer declaraciones antes del juicio. El vocero, padre Aaron Smith, señaló que Resendiz ha dejado de ser miembro de la orden, pero añadió que ésta estaba “dispuesta a cooperar con las autoridades en lo que sea necesario”.

Se cree que Resendiz se encontraba en su México natal, pero no está claro cuándo o si se iniciarán los trámites de extradición después que el tribunal supremo ratificó su condena.

El caso Resendiz y el juicio consiguiente son sólo algunos de los escándalos de abuso sexual y encubrimiento que remecen a la orden una década después que la Santa Sede le impuso un proceso de reforma para purificarla. Los escándalos han puesto en tela de juicio la propia reforma, dado que el delegado papal a cargo de ésta fue partícipe de los encubrimientos.

Comentarios