El Mundo

Prisión a 2 reporteras por cubrir protestas

viernes, 19 de febrero de 2021 · 00:00

AP
Kiev, Ucrania

Un tribunal del Bielorrusia envió el jueves a dos reporteras a prisión acusadas de violar el orden público tras cubrir una protesta contra el autoritario presidente del país.

La corte de la capital bielorrusa, Minsk, decretó penas de dos años de cárcel para Katsiaryna Bakhvalava, de 27 años y que responde al nombre de Andreyeva, y para Daria Chultsova, de 23, de la televisora de financiación polaca Belsat TV. Fueron detenidas en noviembre, cuando la policía derribó la puerta de un departamento en Minsk desde el que transmitían en vivo una manifestación, y fueron acusadas de “organizar acciones que violan el orden público”, cargos que ellas niegan.

Dirigiéndose al tribunal antes del fallo, Bakhvalava se comprometió a seguir trabajando para “construir una Bielorrusia que no tenga represión política”.

“No estoy pidiendo, estoy exigiendo la absolución para mi y mis compañeros”, añadió en referencia a los otros reporteros bielorrusos detenidos.

MOTIVACIONES POLÍTICAS
En los últimos seis meses, más de 400 periodistas fueron arrestados en todo el país. Al menos 10 han enfrentado cargos penales y siguen detenidos.

“Consideramos que la sentencia tiene motivaciones políticas, su objetivo es asustar a todos los reporteros para evitar que cumplan con su labor profesional de cubrir eventos importantes para la sociedad en el país”, dijo la Asociación de la Prensa bielorrusa. “Esto equivale a un veto profesional”.

La embajada de Estados Unidos en el país ha pedido la liberación de las reporteras e instó a las autoridades a dejar de procesar a periodistas por hacer su trabajo.

Bielorrusia se ha visto sacudido por las protestas luego de los resultados oficiales de las elecciones presidenciales del 9 de agosto que concedieron al presidente, Alexander Lukashenko, la reelección para un sexto mandato por una amplia mayoría. La oposición y algunos trabajadores electorales han denunciado que los comicios estuvieron amañados.

Las autoridades respondieron con una violenta represión a las movilizaciones, la mayor de las cuales atrajo a hasta 200.000 personas. Según defensores de los derechos humanos, más de 30.000 personas fueron detenidas desde el inicio de las protestas y miles recibieron brutales palizas.

Comentarios