El Mundo

Protestas por regreso de cruceros a Venecia

lunes, 7 de junio de 2021 · 00:00

AP
Venecia, Italia

El primer crucero desde la pandemia surcó el sábado por el corazón de Venecia, escoltado por trabajadores eufóricos del puerto y por remolcadores que, triunfantes, arrojaban chorros de agua cuando cruzó el Canal Giudecca, pero también por cientos de manifestantes en tierra y una armada pequeña de botes de madera con banderas con la frase “No más barcos enormes”.

La batalla por el futuro de Venecia fue dura al tiempo que el MSC Orchestra zarpó con cerca de mil pasajeros. El viaje proclamó el regresó de los cruceros a la ciudad italiana después de una ausencia de más de 18 meses, pero el barco recomenzó un movimiento anticruceros que por más de una década se ha opuesto al paso de barcos enormes por la frágil ciudad en una laguna alegando riesgos ambientales y de seguridad.

El gobierno del primer ministro italiano Mario Draghi se comprometió a inicios de año a prohibir los cruceros en la laguna de Venecia, pero alcanzar ese objetivo llevará tiempo. Incluso una solución provisional que cambiaría la ruta de los cruceros fuera del Canal Giudecca es improbable antes del año próximo. Sacar los barcos de la laguna, que tiene una longitud de más de 250 metros y un peso superior a las 90 mil toneladas, podría llevar años.

DESTINO PARA TURISTAS
Venecia se ha convertido en uno de los destinos de cruceros más importantes del mundo en las últimas dos décadas. Es un negocio tan lucrativo que 667 cruceros transportaron a casi 700 mil pasajeros en 2019, según la asociación Cruise Lines International (CLIA).

Los pasajeros llegaban el sábado para abordar el crucero MSC Orchestra de 16 pisos y 92,409 toneladas, en un viaje de una semana, con paradas en el sur de Italia, en dos islas griegas y en Dubrovnik, Croacia. Fueron recibidos en el puerto con carteles de bienvenida.

Antonella Frigo, de la cercana Vicenza, se dijo emocionada de poder finalmente salir de vacaciones. La pandemia hizo que su fecha de salida se retrasara varias veces. Sin embargo, también simpatiza con la idea de que los enormes barcos no pasen por el centro de Venecia.
 

 

 

Comentarios