El Mundo

Más embarazos de menores  por la pandemia en África

jueves, 13 de enero de 2022 · 00:44

Murehwa. Zimbabue
AP

En una modesta vivienda escasamente amueblada de una zona rural de Zimbabue se escucha el llanto de un bebé de tres meses. Su madre, Virginia Mavhunga, se pasa el día yendo a un pozo a buscar agua con un balde que lleva sobre su cabeza, vendiendo frutas y vegetales al costado de un camino, cocinando, limpiando o lavando ropa. Tiene demasiadas obligaciones como para atender al pequeño, llamado Tawananyasha, como se merece.
“Esa es mi vida ahora. Todos los días”, dijo la nueva madre, quien además prepara a sus hermanos para ir a la escuela y los ayuda con sus tareas a su regreso. Virginia, de 13 años, también querría ir a la escuela.
Pero es parte de una creciente cantidad de muchachas africanas que han quedado embarazadas a temprana edad durante la pandemia.
Los embarazos de menores de edad y sus posibles casamientos son un tema delicado en Zimbabue. Antes de la llegada del Covid-19, una de cada tres muchachas menores de 18 años se había casado tras un embarazo no buscado, en un país donde con frecuencia no se hacen cumplir las leyes, de pobreza generalizada y con viejas prácticas culturales y religiosas.

VÍCTIMAS DE ABUSO
La propagación del coronavirus agravó la situación. En esta nación de 15 millones de habitantes se impuso un estricto confinamiento en marzo del 2020, cerrando las escuelas por seis meses y reabriéndolas en forma intermitente. Las niñas no tenían nada que hacer y tampoco acceso a anticonceptivos ni a clínicas. Muchas fueron víctimas de abusos sexuales u optaron por quedar embarazadas y casarse para escaparle a la pobreza, según funcionarios y activistas. Antes de la pandemia, muchas menores eran “relegadas por ser consideradas una causa perdida”, expresó Taungana Ndoro, funcionario del sistema educativo de Zimbabue. 
Pero ante el aumento en los embarazos, el gobierno cambió en agosto del 2020 una ley que prohibía a las estudiantes embarazadas seguir yendo a la escuela. Activistas y las mismas autoridades dijeron que ese era un paso importante para una nación en desarrollo, pero hasta ahora esa nueva política no ha rendido dividendos. La mayoría de las niñas embarazadas no regresaron a las escuelas. Las autoridades y sus familiares dicen que ello responde a las penurias económicas que enfrentan, a arraigadas tradiciones culturales y al acoso que sufren en la escuela.

5 MIL DEJARON LA ESCUELA
En el 2018, unas 3 mil niñas dejaron de ir a la escuela después de quedar embarazadas. En el 2019, esa cifra se mantuvo estable, pero en el 2020 hubo un marcado aumento: Se reportaron 4 mil 470 caso de niñas embarazadas que dejaron los estudios.
En el 2021 esa estadística se fue por las nubes: 5 mil niñas embarazadas dejaron de ir a la escuela tan solo en los dos primeros meses del año.

 

Comentarios