Estudia el CRIP ciclos de la almeja generosa

martes, 6 de septiembre de 2011 · 00:00

Ensenada, B. C. - La fecha de veda para la almeja generosa se determinará por el ciclo natural de reproducción y las condiciones ambientales, lo cual ocurre con cada una de las vedas de las especies, según el Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP).
Aunque el CRIP no dispone de una evaluación completa que defina la temporada de veda, el maestro en ciencias, Julián Guardado Puentes, aseguró que la aplicación de la histopatología permite analizar de manera general el desarrollo del molusco.
Del trabajo en campo se desprende que una almeja “chiluda” tarda hasta 20 años para alcanzar su talla de comercialización; conocer su disponibilidad según la época; y que ciertas condiciones ambientales, como el viento, impiden su captura.
La pesquería tiene alrededor de 10 años, por lo que se considera una práctica joven —expuso el investigador Guardado Puentes— y abundante en la zona costa, principalmente en el Golfo de California y en la costa de San Quintín.
Por ser una pesca relativamente joven, había muchas poblaciones vírgenes,  lo que “daba la impresión de una gran abundancia”, aclaró Guardado Puentes, quien agregó que el modo con que se extrae representa un peligro.
 El hábitat del molusco es la profundidad fangosa, por lo se aplica presión de aire para sacarla, pero, al descubrir la zona, las posibilidades de reproducción se pierden, pues “cuando tú la remueves, ya no se vuelve a enterrar”.
Realizan las investigaciones sobre dicho molusco la Facultad de Ciencias Marinas de la Universidad Autónoma de Baja California y el CRIP, instituciones que contemplan sembrar semillas de almeja “chiluda” para hacer cultivos bajo cuidado científico.

...

Valorar noticia

Comentarios