El Valle

YO SOY SAN QUINTÍN

lunes, 10 de junio de 2019 · 00:00

12 de junio

El próximo 12 de junio se conmemora el Día Internacional contra el Trabajo en Infantil, establecido por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) organismo que, a su vez, tiene origen en la de las Naciones Unidas que entre otros temas procura la el respeto y convivencia entre los países que componen ese organismo

Teniendo como base el derecho internacional y siendo uno de sus principales directrices el establecimientos respeto de los derechos humanos destacando entre estas normas las relativas al cuidado y protección infantil.

Por lo que es la erradicación del abuso y maltrato de los menores, con especial atención a una de las modalidades que más se presenta a nivel mundial como lo es el trabajo Infantil.

En nuestro país, uno de los sectores económicos en los que más ha sido señalada la práctica de la contratación o empleo de menores como parte de la fuerza de trabajo es el sector agrícola. Este dato ha puesto a la región de San Quintin en más de una ocasión sobre la mesa de debates al tratarse esos temas.

Quienes hemos dado cuenta o sido parte de la evolución presentada por las empresas, los grupos de trabajadores por mucho tiempo conformados mayoritariamente por migrantes de origen indígena, así como de la presencia y participación de las autoridades laborales. Hoy podemos decir, con un pequeño margen de error que es en los campos agrícolas de Baja California en los que mayores avances se ha tenido en este tema.

Realmente significativo ha sido el cambio vivido en las últimas dos o tres décadas en las condiciones de vida de la clase trabajadora.

Hoy podemos decir que la población antes migrante en su mayor proporción se ha establecido permanentemente en la zona con mejores condiciones y mayores oportunidades de desarrollo que los que en algún momento tuvieron en las comunidades de origen.

Razón por la que el 12 de junio debe ser un día especial para nuestra región, dado que este tema es un buen indicador de que el sector se productivo además de ser generador de fuentes de empleos, también ha tenido efectos positivos entre la población que hace a su capital humano.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas, el cambio en la ley que establece que las actividades primarias como la agricultura, representan un riesgo para el desarrollo de las personas menores, han dado lugar a ese otro problema del que resulta el cuestionamiento sobre qué hacer con los no pocos jóvenes menores que han dejado las aulas, de los que algunos ya tienen responsabilidad familiar y no pueden ser empleados por así estar establecido en la ley.

Nos queda mucho por hacer, nuestro jóvenes deben tener más y mejores oportunidades cada vez, ésta es una de las mayores responsabilidades que tenemos como adultos.

No nos limitemos entonces cualquier cosa que se haga en favor de nuestra población infantil y juvenil será una de las cosas más provechosas que podamos hacer.


 

Comentarios