Miradas

Beautiful Boy, el lazo de Carell y Chalamet

La cinta de Felix Van Groeningen navega entre los recuerdos y las pesadillas, la adicción y la recuperación, y el amor y la angustia de un padre y un hijo
viernes, 12 de octubre de 2018 · 00:00

AP
Toronto, Canadá

Steve Carell y Timothee Chalamet sabían que el drama sobre adicciones Beautiful Boy pendía de la relación padre-hijo.

La película está basada en las memorias de David Sheff y su hijo Nic, presentadas desde la perspectiva de cada uno durante la década de adicción casi fatal de Nic a la metanfetamina.

Beautiful Boy navega entre los recuerdos y las pesadillas, la adicción y la recuperación, y el amor y la angustia de un padre y un hijo.

Así que el momento en que ambos se conocieron en la audición final de Chalamet para el papel de Nic fue muy importante.

Un año después de que Chalamet impresionara al público con su química con Armie Hammer en Call Me By Your Name, el intérprete de 22 años vuelve a hacer equipo en Beautiful Boy con un actor veterano que igualmente le ha servido de mentor.

Ambos descubrieron que tenían una afinidad natural pese a la diferencia de edad. Chalamet creció como fan de The Office y en una entrevista reciente fue el más interesado en oír las historias de Carell, de 56 años, sobre el Daily Show.

Pocas veces se han visto las adicciones en pantalla como en Beautiful Boy de Felix Van Groeningen, que se estrena el viernes en Estados Unidos. Mientras que Hollywood a menudo se ha concentrado en la caída al abismo de la adicción o la recuperación rápida, Beautiful Boy se mantiene fiel a los ciclos de recaída. Cuando la adicción de Nic amenaza con destruirlo, a David le carcome la desesperación, la culpa y la desesperanza.

Historia común
Cerca de 21.6 millones de estadounidenses son adictos a algún tipo de droga y otros 16 millones al alcohol. Con el aumento de los opioides las muertes por sobredosis se han duplicado en la última década.

Al igual que Carell y Chalamet se enfocaron en David y Nic, y sus libros, también se basaron bastante en sus propias experiencias con sus padres y, en el caso de Carell, con sus hijos. Para Carell, la película resuena en un nivel más profundo como la historia de una familia que tiene flaquezas pero que está llena de amor. En otras palabras, como la mayoría de las familias.

Comentarios