Miradas

Fuera del molde

Luego de su debut ante el público mexicano en el Corona Capital, Billie Eilish se prepara para saber si será nominada al Grammy
miércoles, 20 de noviembre de 2019 · 00:00

AP
Ciudad de México

Tras haber debutado el fin de semana ante el público mexicano en el festival de música Corona Capital, Billie Eilish se prepara para saber si será nominada al Grammy el miércoles.

La sensación de 17 años considera que “no hay premio más grande” que ese, y según los expertos es casi un hecho que será nominada a mejor nuevo artista por su segundo álbum, When We All Fall Asleep, Where Do We Go?, además de álbum del año y canción del año, por “Bad Guy”.

El anuncio de las nominaciones llega a menos de una semana de que otra joven sensación de la música, la española Rosalía, se alzara con tres Latin Grammy, incluyendo a álbum del año por El Mal Querer. Eilish reveló que ambas están en proceso de una colaboración, y calificó a la intérprete de “Malamente” y “Con Altura” y de “Increíble”.

Ascenso meteórico
Su concierto del domingo en el Corona ante miles de personas fue su primero en México, donde aprovechó para interpretar por primera vez en vivo la canción “Everything I Wanted”, además de sus éxitos “Bad Guy”, “Bury a Friend” y “All the Good Girls Go to Hell”.

“Fue muy divertido, había una gran energía ahí”, dijo Eilish, quien en todo momento mantuvo bailando y coreando al público.

Ser tan famosa a su corta edad es algo con lo que está aprendiendo a lidiar, en especial porque su ascenso ha sido meteórico. Apenas en 2017 lanzó su álbum debut, Dont Smile at Me, y tras millones de reproducciones en internet When We All Fall Asleep, Where Do We Go? redobló su popularidad.

Agradece su libertad
Algo que agradece es haber crecido en una época con mayor libertad para jóvenes artistas como ella, en la que “está bien hacer lo que quieras” sin tener que vestir de cierta manera, ser una niña femenina o que los niños tengan que ser muy masculinos. En su caso, transita con fluidez entre ambos géneros con su estilo de vestimenta, que incluye pantalones holgados, camisetas extragrandes, sudaderas, cadenas, tenis, así como una actitud desenfada e irreverente.

“Hablo con mucha gente que se volvió artista en una época en la que no podían salirse del molde: tenían que ser de un género y hacer un tipo de música y ser un tipo de artista. Eso debió ser bastante incómodo, eso me habría vuelto loca”, dijo Eilish. “Soy muy afortunada de haber crecido en mi época y poder sacar provecho de ella. Y si tengo algún impacto en alguna chica o chico para que sean más como quieren ser y menos como quienes creen que tienen que ser, eso es todo lo que quiero. Estoy muy agradecida orgullosa, creo”.

Comentarios