Miradas

El cine pierde a su provocador

Jaime Humberto Hermosillo dejó un legado que impactó por no temer a la moral conservadora en sus retratos de la familia, la burguesía y la homosexualidad
martes, 14 de enero de 2020 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Ciudad de México

Por no temer a la moral conservadora en sus transgresores retratos de la familia, la burguesía y la homosexualidad, Jaime Humberto Hermosillo dejó un legado que impactó en diversas figuras del gremio.

Fallecido ayer a los 77 años, el creador de películas como La Tarea (1991), Matinée (1977) y El Cumpleaños del Perro (1975) fue un referente no solo para contemporáneos.

“Falleció mi maestro, uno de los grandes y una de las personas que transformó la cultura fílmica en Guadalajara. Siempre un hombre digno, valiente, transgresor y coherente. Ver La Pasión Según Berenice me hizo creer que se podía ser cineasta en provincia”, tuiteó Guillermo del Toro.

Influencia en provincia
Ganador de cuatro premios Ariel y nominado al Goya en 1999 por De Noche Vienes, Esmeralda, Hermosillo tuvo gran influencia en tierras tapatías.

Allí fundó la Muestra de Cine que terminó por transformarse en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

La llegada del de Aguascalientes a Jalisco se dio al abandonar el cine de industria para apostar por el independiente e incursionar en el digital en los 90, lo que le permitió nunca dejar de filmar.

De los 39 créditos que registra en su ficha Internet Movie Data Base, el último fue Crimen por Omisión (2018).

“Hizo mucho ruido como maestro y sobre todo en el cine independiente, donde hay búsquedas muy interesantes en el contexto mexicano.

“La homosexualidad no era tomada en términos correctos desde el punto de vista moral y creo que Jaime Humberto la expone de manera fantástica”, opinó en entrevista el cinefotógrafo Henner Hofmann, director de cámara en su filme Confidencias (1982).

Para realizadores como Julián Hernández, que también retrata la diversidad sexual en sus filmes (Mil Nubes de Paz Cercan el Cielo...), la influencia del director salido del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) radica en que marcó senda.

“Tuvo que sortear barreras para hacerlas cuando el machismo era mucho más impactante e imponente.

“Cuando hacía mis primeras películas, siempre tenía en mente a Jaime Humberto y me preguntaba cómo le hizo para hacer El Cumpleaños del Perro en los años 70 con un staff que sientes juzga las temáticas que estás abordando”, comentó Hernández.

Comentarios