Miradas

La fiesta del cine

La gala que celebra lo mejor del séptimo arte tuvo momentos emotivos, un poco de política y destellos de activismo por quienes alzaron su premio Oscar
martes, 11 de febrero de 2020 · 00:48

AP
Los Ángeles, California

Lo llamaban una y otra vez al escenario, y el director sudcoreano Bong Joon Ho decía una y otra vez que estaba listo para un trago. Pero los Oscar no estaban listos para dejar de darle premios.

Al final el director y su magistral thriller social Parasite habían ganado el premio a mejor guion original, mejor película internacional, mejor director y el gran premio de la noche: mejor película, en una victoria histórica como la primera cinta no hablada en inglés en ganar el mayor reconocimiento de los Oscar en sus 92 años de historia.

Los vertiginosos discursos de agradecimiento de Bong, que sonaban cada vez más incrédulos, y el recibimiento estridente que le daban, fueron emblemáticos en una noche de los Oscar que resultó ser más incluyente y alegre de lo que muchos esperaban.

De hecho, cuando las nominaciones fueron anunciadas hace menos de un mes la historia que se contaba era sobre la deprimente falta de diversidad en los nominados de actuación, y el hecho de que no hubiera mujeres nominadas en la categoría de dirección. Eso no cambió en la premiación, pero la ceremonia resultó ser incluyente desde el principio, con una emocionante presentación de Janelle Monae. En la noche también ganó un indígena maori un Oscar por primera vez, una mujer se llevó el premio en la categoría de mejor música original después de más de 20 años y por primera vez un actor con síndrome de Down presentó un Oscar.

A continuación, algunos momentos destacados de los Oscar 2020, algunos serios, otros simplemente dan risa:

MOMENTO PARA COBRAR VIDA
Era la primera persona que subió al escenario al arrancar la ceremonia, y Monae fijó el tono al abordar directamente el tema de la diversidad en su número musical. “Es momento de cobrar vida, porque los Oscar son tan blancos, es momento de cobrar vida”, cantó. En su actuación hizo referencia a las películas y actores que habían sido desairados en las nominaciones y también a las mujeres directoras.

“Esta noche celebramos a todas las mujeres que dirigieron películas fenomenales. Estoy muy orgullosa de estar aquí como una artista negra, queer que cuenta historias”, dijo Monae. “Feliz mes de la historia negra”.

¿QUÉ FALTA AQUÍ?
La diversidad racial y de género fue uno de los temas más importantes del “no-monólogo” que dieron los “no anfitriones” Chris Rock y Steve Martin. (Al igual que el año pasado la ceremonia no tuvo anfitrión). Rock dijo en broma que el actor Mahershala Ali tiene dos Oscar, pero “¿Pero saben qué significa eso cuando los policías lo detienen? Nada”. Martin señaló que entre los nominados a director parecía faltar algo, “¿vaginas?”, respondió Rock.

UN POCO DE POLÍTICA
Aunque la política no era un gran tema en la noche, Martin sí logró hacer un chiste efectivo sobre los fracasos recientes entre los demócratas, en referencia a aquella vez en la que La La Land fue anunciada incorrectamente como mejor película, y señaló que eso no podría pasar este año “porque la academia cambió a la nueva aplicación del caucus de Iowa”.

EL REY DEL BAILE YA TIENE CORONA
Si Hollywood fuera una escuela secundaria, los Oscar serían el baile de graduación y Brad Pitt ha sido siempre el rey del baile, pero le hacía falta su corona.

El muy admirado actor finalmente ganó su primer Oscar por su gran interpretación en Once Upon a Time... in Hollywood, de Quentin Tarantino y se veía cada vez más emocionado mientras recordaba su ascenso al estrellato en Hollywood como si se tratara de un cuento de hadas, comenzando con una sensual interpretación en Thelma & Louise hace casi tres décadas. “Había una vez en Hollywood. ¿no es verdad?”, dijo con los ojos llenos de lágrimas.

Pero también tuvo un mensaje político: “Me dijeron que sólo tengo 45 segundos aquí arriba, que son 45 segundos más que los que el Senado le dio a John Bolton esta semana”, dijo en referencia al exasesor de Seguridad Nacional John Bolton, quien era considerado uno de los posibles testigos en el juicio político del presidente Donald Trump. Bolton no declaró, ni ninguno de los testigos, por decisión del Senado.

ADELE DAZEEM, CORREGIDA
Al presentar a su compañera de reparto en Frozen, Idina Menzel, Josh Gad se burló de John Travolta por su famosa traba al presentar a la actriz y cantante en 2014. Gad señaló que el nombre de Menzel “se pronuncia exactamente como se escribe”. La actuación de Menzel de la canción nominada “Into the Unknown” incluyó la participación de las actrices internacionales que interpretan a Elsa en el mundo, cantando en sus lenguas maternas.

UN PRIMER PASO PARA LOS INDÍGENAS
Un momento destacado de la noche fue el triunfo de Taika Waititi a mejor guion adaptado por la tragicomedia sobre el nazismo Jojo Rabbit. Waititi, quien es originario de Nueva Zelanda, se convirtió en la primera persona de la etnia maori en ganar un Oscar. Dedicó su triunfo a “todos los niños indígenas del mundo que quieren hacer arte y bailar o escribir historias. Nosotros somos los narradores originales y podemos triunfar aquí también”.

Después, como presentador, Waititi llegó al escenario y señaló que la Academia estaba “reunida en las tierras ancestrales de los Tongva, Tataviam y los Chumash”.

Y OTRO PASO PARA LOS ACTORES CON DISCAPACIDADES
Cuando el astro de The Peanut Butter Falcon, Zack Gottsagen subió para presentar la categoría de mejor cortometraje, fue una primera vez para él y para los Oscar.

Gottsagen fue el primer presentador con síndrome de Down en la historia de los Oscar y recibió una ovación al decir la famosa frase de “el Oscar es para...”

UN NUEVO CLUB DE LA PELEA
Pocas veces la categoría de mejor música original se ha convertido en un vehículo para hacer una presentación de empoderamiento femenino, pero eso fue lo que pasó el domingo cuando Sigourney Weaver, Brie Larson y Gal Gadot -tres estrellas de acción- subieron al escenario.

Tras bromear que están creando un nuevo club de la pelea -“los hombres están invitados, pero no se permiten las camisas”, dijo Gadot- anunciaron que por primera vez una directora de orquesta mujer, la irlandesa Eimear Noone, se encargaría de interpretar piezas de las composiciones nominadas.

Momentos después Hildur Guðnadóttir ganó en la categoría por su música para Joker, es una de las tres mujeres solistas que han ganado en la categoría.

“A las niñas, a las mujeres, a las madres, a las hijas que escuchan la música burbujeando dentro de ellas, por favor hablen”, dijo. “Necesitamos escuchar sus voces”.

HABLANDO DE VOCES
Cuando Joaquin Phoenix ganó en la categoría de mejor actor por Joker, como se esperaba, el astro habló sobre “la oportunidad de usar nuestra voz para los que no tienen voz”. Agregó que notaba un punto en común en las diferentes causas por las que lucha la gente en la comunidad de Hollywood.

“Ya sea que hablamos de igualdad de género o racismo, o derechos queer, o derechos indígenas, o derechos de los animales, estamos hablando sobre la lucha contra la creencia de que un país, una raza, un género o una especie tiene derecho a dominar, controlar y explotar al otro con impunidad”, dijo.

Phoenix también se disculpó por su mal comportamiento anterior: “He sido un sinvergüenza en mi vida. He sido egoísta, he sido cruel y a veces ha sido difícil trabajar conmigo... pero muchos de ustedes en esta sala me han dado una segunda oportunidad”.

EMINEM, TOMA DOS
Otro que tuvo una segunda oportunidad fue el rapero Eminem, que sorprendió al público con una interpretación de “Lose Yourself”, 17 años después de que la pieza de la película 8 Mile ganó en la categoría de mejor canción original.

En Twitter, Eminem, cuyo nombre real es Marshall Mathers, escribió: “Mira si tienes otro intento, otra oportunidad... gracias por recibirme @TheAcademy”.

Eminem no estuvo presente en la ceremonia de 2003, cuando ganó, pero en esta ocasión en una categoría presentada por Lin-Manuel Miranda, no iba a desperdiciar la oportunidad.

PERO CATS NO TUVO UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD
¿Fue demasiado pronto?

No, alguien tenía que burlarse de Cats, y lo hicieron. James Corden y Rebel Wilson, quienes actuaron en la película, subieron al escenario vestidos de gatos.

“Como miembros de la película Cats”, dijo Wilson haciendo reír a la gente “nadie mejor que nosotros entiende la importancia de...”

“Buenos efectos visuales”, dijeron al unísono.

Corden y Wilson no tiraron el micrófono, simplemente jugaron con él.
 

Comentarios