Miradas

Regresa presencialidad a los Platino

El olvido que seremos y Patria arrasaron en la octava edición de los premios a la creación audiovisual en lengua española y portuguesa, llevados a vabo en Madrid
lunes, 4 de octubre de 2021 · 01:34

AP
Madris, España

La película colombiana El olvido que seremos y la serie española Patria triunfaron en los Premios Platino el domingo en una gala celebrada de manera presencial tras el parón impuesto por la pandemia en 2020.

El director Fernando Trueba y su hermano, el guionista David Trueba, fueron galardonados por la adaptación cinematográfica de la novela de Héctor Abad Faciolince, mientras que el actor español Javier Cámara fue reconocido por meterse en la piel del padre del autor, Héctor Abad Gómez, un destacado médico que se torna activista ante la violenta Medellín de los años 70.

“Hay actores increíbles en Colombia, pero Héctor Abad decidió que yo me parecía a su papá”, señaló Cámara, cuyo acento fue ampliamente elogiado, aunque algunos criticaron su selección para el papel. “Es una locura maravillosa a la que dije sí, y no hay otra cosa de la que me sienta más orgulloso que de haberme atrevido a esta aventura”.

Fernando Trueba agradeció el galardón al autor de la novela. “Esta película no estaría aquí si Héctor Abad Faciolince no hubiera escrito ese libro maravilloso por el cual todos hemos hecho esta película”, dijo, y señaló que en el equipo “todo el mundo quería dar en esa película lo mejor de sí mismos”.

PROFESIÓN CAPRICHOSA
Los premios a mejor interpretación femenina en cine y series fueron a dos españolas.

Candela Peña, quien lo obtuvo por su papel protagonista en el filme La boda de rosa, apareció en el escenario con un vestido de plumón y bromeó diciendo que se sentía como “una Miss representando a España”.

“Quiero decir que esta profesión es muy caprichosa y que hay momentos que parecen buenos y que no lo son, y momentos que parecen malos y que no lo son”, dijo Peña antes de dedicar el premio a su agente, a quien pidió más trabajo.

En el apartado series se reconoció a Elena Irureta, quien interpreta a la esposa de un empresario asesinado por ETA, el grupo militante separatista vasco ahora disuelto, en Patria, la adaptación de HBO al éxito literario homónimo de Fernando Aramburu.

“¡Qué ilusión!”, gritó una efusiva Irureta sobre el escenario. “Habéis premiado un trabajo que abre el camino hacia la convivencia y un futuro mejor”, dijo la veterana actriz vasca.

El director de la serie, Aitor Gabilondo, dijo que “ya era hora contar estas historias de temas que tanto dolor provocan y han provocado”, añadiendo que espera que su producción y otras ayuden a construir la convivencia en el País Vasco y otras partes del mundo donde “las heridas siguen abiertas”.

El colombiano Andrés Parra se llevó el premio a la mejor interpretación masculina en una miniserie o teleserie por El robo del siglo.

La película franco-guatemalteca La Llorona, de Jayro Bustamante, que junto con El olvido que seremos llegó como la más nominada de la noche con 10 menciones, terminó con los premios a fotografía, dirección de montaje y sonido.

DE VUELTA LA ALFOMBRA ROJA
La octava edición de los Premios Platino a la creación audiovisual en lengua española y portuguesa regresó a la capital de España con una gala conducida con ritmo y humor por los actores Juana Acosta y Luis Gerardo Méndez, colombiana y mexicano respectivamente. Becky G, Carlos Baute, Juan Magán, Ara Malikian, Natalia Oreiro y Pedro Capó estuvieron a cargo de las actuaciones musicales, mientras que la española Sara Baras desplegó un impresionante taconeado flamenco.

El actor y director mexicano Diego Luna, galardonado con el Platino de Honor a la trayectoria artística, invitó a los creadores audiovisuales de Iberoamérica a superar “las narrativas globales dominantes”. El astro de películas como Y tu mamá también y Rogue One instó a provechar la segunda oportunidad que, según dijo, nos ha proporcionado la pandemia, para invitar a los presentes a “asumir la responsabilidad” del futuro.

“Nos toca a todos aquí, a todas, a todes, contar nuestros cuentos”, dijo Luna, de 41 años, empleando el lenguaje inclusivo que está tomando fuerza en el mundo hispanohablante.

“Nadie mejor que nosotres para hablar de nuestro contexto”, prosiguió. “Adueñémonos de esa narrativa y, por favor, no emulemos lo que otras industrias y otros mercados han hecho. Inventemos la nuestra. Confiemos en nuestro talento, nuestra creatividad y el poder de lo específico”.

La cineasta chilena Maite Alberdi ganó el premio al mejor documental por El agente topo, y aprovechó su discurso de agradecimiento para llamar a que los equipos que participan en películas documentales también opten a ser nominados y premiados en las categorías técnicas, como lo hacen los trabajadores de cintas de ficción.

Su documental hispano-chileno cuenta la historia de un detective de edad avanzada en un hogar de ancianos, algo que utilizó Alberdi al regresar al escenario para recibir un segundo premio, al cine y educación en valores, para destacar que los mayores de nuestras sociedades “han sido un ejemplo durante la pandemia”.

“El virus ha puesto de relieve nuestra necesidad de replantear nuestra relación con la vejez. Antes del virus ya existía la pandemia de la soledad”, recalcó la cineasta, como lo ha venido haciendo desde que se estrenó su película. “Espero que este y otros documentales sean una fuente de inspiración para políticos y activistas y que podamos defender una vejez digna, respetada y no relegada al olvido, tanto familiar como institucional”.

La alfombra roja, que el año pasado no pudo realizarse debido a la crisis sanitaria, estuvo trufada de estrellas como la guatemalteca María Mercedes Coroy, el mexicano Alejandro Speitzer y los españoles Ester Expósito y Álvaro Morte.

 

Comentarios