Laboral, fiscal y energética

Reclaman reformas estructurales

Líderes empresariales y analista de administración pública hacen un balance de la Administración Calderón en su quinto informe de gobierno
viernes, 2 de septiembre de 2011 · 00:00

Tijuana, B.C. - A poco más de un año de concluir el periodo presidencial de Felipe Calderón, en su quinto informe de gobierno, además de verse ensombrecido por los acontecimientos del 25 de agosto en Monterrey, pesan las reformas estructurales que aún están sin concretar.
Académicos, empresarios y representantes de la iniciativa privada coinciden en que si bien, durante estos cinco años ha habido una continuidad macroeconómica, sus efectos positivos no se han traducido ni en empleos, ni infraestructura y mucho menos la disminución de la pobreza en términos generales.
Para el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana, Karim Chalita Rodríguez IV, uno de los principales puntos pendientes al término de este quinto año es la disminución de las tasas de desempleo.
Si no a niveles anteriores a la crisis, incidir en los estados, sobre todo fronterizos, donde las tasas de desocupación y subocupación se disparan.
Esto explica incluso el fenómeno del exponencial surgimiento de micro, pequeñas y medianas empresas durante este sexenio, no sólo como parte de una estrategia para revertir los niveles de desocupación, sino como complemento para que las familias tengan un salario que verdaderamente se ajuste a la realidad económica.
Un punto que alberga el tema económico, señalaron empresarios de Tijuana, es la falta de entendimiento por parte del Gobierno Federal en la creación de políticas que hagan más competitiva la región, sobre todo si el tema económico no está desligado del de seguridad pública, incluso, mencionaron que se percibe un trato apático y de desmerecimiento de los problemas propios de la región.
No sólo porque en la reciente visita del presidente se esperaba el anuncio de la llamada Zona Económica Estratégica, sino otras políticas que en general han lacerado la economía fronteriza.
“Hemos visto que lamentablemente ha habido oídos sordos, en la creación de la Zona Económica Estratégica, en el control de dólares, el continuar con el IETU y el decreto de vehículos usados, parece que no hay apoyo al comercio organizado”, enumeró el presidente de Apegt, Joaquín Aviña.
Juan Manuel Hernández Niebla, presidente de la Confederación Nacional de la República Mexicana (Coparmex) Tijuana, mencionó que uno de los problemas con la ZEE, ha sido que a pesar del respaldo de cámaras y organismos empresariales a nivel nacional las gestiones no se han dado por parte de la Federación, sino por los interesados en el tema.
“No hay un acercamiento o interés de la Federación, se nos dice: ‘Ustedes vayan y convenzan a la Concamin, convénzanlos de los beneficios’, siendo que la propia Concamin no ha mostrado las evidencias de cómo podría afectarle la zona de exclusión”, dijo.

Faltan golpes de timón

Por otra parte, mencionó que todavía no se han dado los “golpes de timón” para  aprobar las reformas estructurales, a todas luces urgentes para la activación económica, como la reforma laboral o fiscal, e incluso la reforma energética.
Si bien, la aprobación de las reformas no depende exclusivamente del Poder Ejecutivo Federal, finalmente es en él en quien recae esta responsabilidad.
“Si hay una estabilidad en materia macroeconómica, un seguimiento a la estabilidad desde Ernesto Zedillo, pero definitivamente no se ve reflejado en empleos, en infraestructura ni mejores condiciones de vida para la ciudadanía”, dijo.

Sentar bases

En este punto, José María Ramos García, director del Departamento de Estudios de Administración Pública del Colegio de la Frontera Norte (Colef) señaló que uno de los retos es que antes de que el sexenio concluya se creen políticas públicas que permitan el crecimiento y desarrollo a corto y mediano plazo para el sector de la población más vulnerable.
Detalló que se trata de los 30 o 40 millones de mexicanos que se encuentran en la pobreza; muchos de ellos a pesar de tener empleo, su salario no es suficiente para cubrir satisfactoriamente las necesidades más básicas.
Otro de los cambios ocurridos durante este sexenio fue el cambio en los indicadores de carencia social para la medición de la pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en la que ahora se incluyen no solamente que las personas tengan vivienda sino que además se evalúan sus condiciones.
Acceso a la educación y al desarrollo social también son evaluadas, desafortunadamente, durante este sexenio no se han alcanzado las metas para revertir los desfavorables números, pero sobre todo, no se han promovido las estrategias de prevención del delito.
“Básicamente en lo que ha sido este último año se ha planteado un énfasis del combate a la inseguridad, violencia y crimen organizado, pero paralelamente se ha pospuesto una serie de reformas no prosperadas. Tal parece que esta es una de las claves para avanzar en estrategias de mayor calidad de vida”, dijo.
Mencionó que justamente es en las ciudades fronterizas donde en algún momento hubo un crecimiento económico, pero que no se desarrollaron las condiciones para una calidad de vida, donde ahora coinciden los puntos más violentos del país.
Detalló que por primera vez en la historia, se destinó un monto de entre 700 u 800 millones de pesos a través de Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun) específicamente para programas de prevención. Este recurso se repartirá entre los 220 municipios del país donde la incidencia delictiva se ha recrudecido; el 70% de la violencia en el país se concentra en estos lugares, entre ellos Tijuana.
“Este recurso básicamente es para tareas preventivas, pero deben presentar los avances y logros de estos planes de prevención, creación de escuelas, infraestructura; debe ser la propia ciudadanía, empresarios, académicos, quienes exijan el cumplimiento de estos programas que quedan bajo la responsabilidad municipal”, afirmó.

Pega energía

Por último, el sector energético es otro de los puntos en el que coincidieron como punto pendiente.
Desde el cese al progresivo aumento de los combustibles, hasta la implementación de otras energías alternativas; mencionan que se debe impulsar la creación de infraestructura para la refinería, concretar la que había sido anunciada desde 2008 y crear más.
Sin embargo, algunos consideran que la participación de capital extranjero para la construcción de refinerías, explotación y comercio es algo que se debe evitar.
Para el presidente de Apegt, Joaquín Aviña, la llamada reforma energética debe contener las propiedades para evitar que con el cambio de régimen jurídico, por una mala interpretación del artículo 27 se caiga en el riesgo de entregar “el petróleo a manos extranjeras”.
 
Piden acelerar trabajo legislativo

Al iniciar este nuevo periodo ordinario de sesiones, el Congreso de la Unión deberá dar celeridad a asuntos pendientes y obligaciones, señaló Juan Manuel Hernández Niebla.
El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Tijuana indicó que prácticamente les quedan tres meses para emitir políticas de combate a la pobreza, situación, entre otras, que hasta el momento ha tenido nulos resultados.
Señaló que los legisladores, a la fecha, sólo han descargado el 33% de los asuntos ingresados para su resolución desde que inició la Legislatura en 2009, incumpliendo también la promesa de realizar un periodo extraordinario de sesiones una vez que la pasada legislatura cerró.
Ante la falta de resultados de los legisladores mencionó que como mexicanos se debe exigir, una vez más, que las palabras se lleven a los hechos, que esa preocupación ante la crisis mundial se lleve a los hechos; que se traduzca en oportunidades concretas, en una actitud republicana y en las reformas que están haciendo falta.
Dentro de la agenda legislativa, manifestó, deben incluirse los temas que debieron resolverse durante el periodo extraordinario.
Agregó que son las reformas estructurales, de urgente aprobación las que de cierta manera nos colocan en una situación de vulnerabilidad ante los embates de una crisis económica mundial.
“Que se inicie a la brevedad el proceso de análisis, debate y aprobación de las reformas fiscales y laborales previamente presentadas, mismas que son un paso fundamental para recortar el rezago en la competitividad del país, y establecer condiciones para la generación de inversión y empleos formales”, dijo.
Por otra parte, destacó que debe ser en materia de seguridad donde se den los cambios, por ejemplo, que se tenga lista la Ley contra el lavado de dinero, misma que está esperando la decisión de los diputados sobre la iniciativa previamente aprobada en el Senado.
De igual forma la Ley de Seguridad Nacional permanece en el mismo estatus, de ahí la urgencia de contar con un marco jurídico apropiado para que las distintas instituciones puedan intervenir ante las amenazas a la seguridad del país, asegurando al mismo tiempo el respeto a los derechos humanos, abundó.
“Exijamos a nuestros representantes en el Congreso de la Unión que demuestren que los mexicanos podemos ponernos de acuerdo; que podemos estar a la altura de los retos internos y externos de México”, concluyó.

Lo que falta por hacer
- Reducir las tasas de desocupación y subocupación
- Crear las oportunidades para jóvenes que no trabajan o no continúan con sus estudios
- Remuneración económica justa y que permita una calidad de vida digna
- Creación de programas integrales de prevención del delito
- Creación de espacios públicos para el desarrollo cultural, escolar, académico, deportivo
- Coordinación estratégica de los mandos policiacos
- Erradicar extorsión o enfocar esfuerzos dentro del combate del crimen organizado
- Permanente vigilancia de la estructura carretera, no sólo para garantizar la seguridad de los viajeros sino para transportistas
- Ley de Seguridad Nacional basada en el respeto de los derechos humanos
- Concretar las zonas de exclusión arancelaria (Zona Económica Estratégica)
- Crear incentivos para estas zonas y que sean polos de inversión
- Agilizar los cruces fronterizos (a 10 años de los acontecimientos del 11 de septiembre no hay mecanismos seguros y rápidos)
- Eliminación del IETU y políticas centralistas como control de dólares
- Creación de políticas públicas de salud que integren la prevención de las enfermedades crónicas
- Revisión de sistema de salud para evitar duplicación de derechohabientes y controlar expedientes
- Ampliar la cobertura educativa e inversión en la calidad de la misma
- Impulsar la investigación y la creación de centros de investigación

...

Valorar noticia

Comentarios