RAÍCES: Hernán Cortés, el fundador de México

El conquistador español es un personaje admirable y figura fundamental en la historia del país, con un legado que perdura en el tiempo.
domingo, 7 de diciembre de 2014 · 00:00
El 2 de diciembre de 1547, a la edad de 62 años, moría Hernán Cortés, el fundador de México y conquistador de los aztecas. 
Se acaban de cumplir 467 años de este hecho. Desde luego, al ser Cortés una figura fundamental en nuestra historia- sin él no se podría explicar nuestro país- bien vale una reflexión, sobre todo considerando que su figura siempre ha sido polémica; pero no ha sido una polémica natural, sino inducida por cuestiones ideológicas.
Comento esto porque hace unos días se inauguró en Madrid una importante exposición sobre la figura de Cortés, organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y la Real Academia de la Historia de España. 
Se trata de la primera muestra dedicada a Cortés, al menos en España, ya que los mismos españoles no habían querido hacer una exposición sobre nuestro personaje debido a la polémica que lo envuelve, lo cual podría significar problemas.
Sin embargo cada vez más hay académicos que se han alejado de dichas controversias, intentando ver la figura de Cortés en su verdadera dimensión, tratando de analizarla y comprenderla desde el punto de vista del siglo XVI, no del XXI como muchos pretenden juzgarla.

UNA HISTORIA DE CONQUISTAS
Martín Almagro, historiador de la Universidad Complutense, arqueólogo, miembro de la Real Academia de Historia y uno de los organizadores de esta muestra, comenta que "el hombre es un ser colonizador, la historia humana es la historia de las colonizaciones”, y a esto hay que agregar que casi siempre, la historia de las colonizaciones tiene que ver con la historia de las conquistas.
Casi toda la historia de la humanidad es la historia de conquistas, incluso hasta nuestros días. A esto hay que agregar que en el siglo XVI, cuando Cortés conquistó a los aztecas y dio principio a México, los derechos humanos no existían, tampoco el derecho internacional, las naciones se regían bajo la ley de la conquista, es decir, la ley del más fuerte. Esto incluso entre los indios de América.
Los aztecas fueron uno de los mejores ejemplos de nación conquistadora, sólo que se toparon con los españoles, quienes tuvieron la fuerza y la inteligencia suficiente para vencerlos.
Al conquistar a los aztecas, los españoles no conquistaron México; lo que si hicieron fue formar México, fundarlo, y darle una serie de tradiciones, valores y principios que aún siguen rigiendo en la actualidad, como las instituciones, la lengua, la religión, entre muchas otras. 
Además de esto, los españoles promovieron el mestizaje, tanto racial como cultural, por lo que nuestro país empezó a crecer con sus propias características, surgidas de este mestizaje.

PROPAGANDA ANTIESPAÑOLA
La polémica en torno a Cortés tiene al menos dos orígenes o vertientes. Uno de ellos surge de la famosa "Leyenda Negra”, esto es, a raíz de los grandes logros que la corona española logró desde fines del siglo XV y a lo largo de todo el siglo XVI. Italia, Francia, Holanda, Alemania e Inglaterra fomentaron una campaña en contra de ella, en la que se incluyó la conquista de América. El éxito de dicha campaña fue muy significativo; ha tenido y aún tiene repercusiones en ambos lados del Atlántico.
Esta campaña inició con las críticas exageradas de fray Bartolomé de las Casas, las que fueron y han sido deformadas precisamente como elemento clave de la Leyenda Negra.
La otra vertiente de la polémica sobre Cortés, la que se da en nuestro país, tiene su origen en ideologías políticas. Han sido varios los gobernantes mexicanos que intentaron denostar la figura de Cortés con fines de exaltar el nacionalismo y de justificarse ellos mismos en el poder. Esto surgió desde los inicios mismos de las luchas de independencia, con Hidalgo. Después fue un argumento utilizado por los liberales durante el porfirismo y más adelante también lo utilizaron los revolucionarios triunfantes, sobre todo a partir de Álvaro Obregón.

VISIONES CAMBIANTES
La historia oficial, a partir de Obregón, es la que sigue rigiendo, y uno de sus postulados ha sido siempre la de denostar la figura de Cortés, deformando totalmente su actuación.
Actualmente ya existe una importante corriente de historiadores, tanto en México como España y otros países, que ha dado a la figura de Cortés una visión más objetiva y real, alejada de ideologías o posiciones políticas.
En el año 2019 se cumplirán 500 años del nacimiento de México. La fundación de nuestro país se da en el momento en que Hernán Cortés y sus hombres fundan la Villa Rica de la Veracruz, es decir, el 10 de julio de 1519, fecha en que Cortés y sus hombres deciden quitarse de la autoridad del gobernador de Cuba Diego Velázquez, y establecer el primer ayuntamiento en territorio continental de América. 
Nace así la hoy ciudad de Veracruz y junto con ella lo que al año siguiente se nombrará como la Nueva España, es decir, México. Veracruz fue la primer ciudad de lo que hoy es nuestro país.
A partir de ahí Cortés fue expandiendo la Nueva España, hasta hacerla una gran región. Entre otras regiones que fue incorporando a nuestro territorio se encuentra la península de Baja California, que descubrió desde fines de 1533 y que intentara, sin éxito, colonizar entre 1535 y 1536.

¿Y EL NACIONALISMO?
Cortés es uno de los grandes personajes de la humanidad, fue un conquistador, pero también un fundador, un creador,  y lo que formó ha perdurado en el tiempo, como es nuestro gran país. Sin lugar a dudas es un personaje admirable, al cual México debería tenerlo en mejor lugar. 
De hecho, lo iniciado por Cortés llegó a ser tan grande como más del doble de lo que actualmente tiene nuestro país, pero los mexicanos, sobre todo los del siglo XIX no supieron honrar esa herencia que fueron dilapidando hasta que perdimos gran parte de lo que éramos.
Actualmente, seguimos despilfarrando de manera irresponsable nuestras herencias, tanto naturales como culturales y permitimos que nuestro país sea objeto de todo tipo de saqueos. Al propiciar ese desprecio por nuestros orígenes, al seguir negándonos a cerrar esa herida de la conquista y seguir denostando a quienes nos formaron, empezando por Hernán Cortés, al seguir negándonos a reconciliarnos con nosotros mismos, estamos destruyendo nuestra herencia desde sus mismas raíces.
No por nada la inundación de Walmarts, Costcos, McDonald's, carreras Baja’s, y muchísimas otras aberraciones que nos han ido desdibujando como mexicanos y que se han incrementado a partir de las políticas neoliberales.
Deberíamos sentirnos orgullosos de nuestro pasado hispano, de como este país nació, como fue creciendo y se formó a lo largo de la colonia. 
Cortés fue un gran personaje, y quien marcó un nuevo rumbo entre el Nuevo y el Viejo Mundo. En estos tiempos ya resultan totalmente anacrónicas la forma en que aún se toma en México la figura de Cortés.

Galería de fotos

16
5

Comentarios