General

Tiene Baja California historial de desastres

A través de una exposición fotográfica expertos y funcionarios recordaron las severas afectaciones que causaron las lluvias en 1976, 1978 y 1980 en los cinco municipios de la entidad
jueves, 10 de diciembre de 2015 · 00:00
Las temporadas de lluvias más intensas han dejado destrucciones en infraestructura y han logrado que se declare zona de desastre a Baja California, según un recuento fotográfico presentado por funcionarios de la Coordinación Estatal de Protección Civil.
 
Lo anterior conforme a la exposición "Algunas evidencias fotográficas de eventos olvidados", presentada por el coordinador Antonio Rosquillas Navarro, con motivo del Foro sobre la difusión del Riesgo y Medidas Preventivas ante el Fenómeno del Niño, organizado por la Asociación de Oceanólogos de México (Asocean).
 
El funcionario estatal expuso al público material fotográfico tomado durante los años 1976, 1978 y 1980, en las ciudades de Tijuana, Mexicali, Tecate y Ensenada. 
 
Las imágenes refieren inundaciones y destrucción de puentes, así como caminos bloqueados por toneladas de roca, en lugares como La Rumorosa, sitio al que logró impactar el Huracán Kathleen al cruzar por la península y moverse a California como una tormenta tropical.
 
Rosquillas Navarro refirió imágenes de un inundado Valle de Guadalupe en 1978, al grado que el presidente de ese entonces, José López Portillo Tostado, tuvo que declarar zona de desastre. 
 
En la nota de prensa regional de la época, el pie de fotografía refirió los daños en la delegación de Francisco Zarco: "Tres brazos profundos del Río Guadalupe fueron los que arrastraron este poblado, el cual fue construido como puede apreciarse, en el cauce natural del agua".
 
Comentó que en 1980 reubicaron a personas de zonas de riesgo, pero con el paso de los años se volvieron a instalar.
 
Ese mismo año, en febrero, en la delegación de Tecate los residentes tuvieron que utilizar un sistema de tirolesa porque la localidad quedó divida, según los testimoniales gráficos. 
 
En el caso de Tijuana, el nivel del agua llegó hasta la cortina de la presa "Abelardo L. Rodríguez", además de que se inundaron mil 400 casas.
 
Rosquillas Navarro también recordó que el poblado de San Quintín quedó sepultado "bajo piedra y lodo" en febrero de 1980, aunque destacó que los preparativos para el Niño han logrado "una buena acción" porque "obligó al gobierno a limpiar los pluviales".
 
Agregó que el peligro mayor para la población implica el arrastre de personas y vehículos, por lo que enfatizó en que debe evitarse cualquier tipo de arroyo, y que uno de los principales mitos es saber la fecha exacta en la que comenzará a llover.
 
"Primero, no se puede decir con certeza que tendremos lluvias fuertes o abundantes. Y por otro lado, no se tiene una fecha específica de cuándo podríamos recibir las primeras lluvias de consideración en el estado.
 
"Las lluvias se darán cuando haya las condiciones atmosféricas apropiadas", concluyó. 
 
En el foro también participaron José Antonio Martínez Alcalá, de Oceanografía Física de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y Luis Humberto Mendoza Garcilazo, de Ciencias de la Tierra del Cicese.

Galería de fotos

49
21

Comentarios