Raíces

El Archivo Histórico de Ensenada y otras prioridades

Tiene una gran importancia para nuestro municipio, pero parece que las únicas personas que dudan de ésta son las autoridades municipales; nos urgen funcionarios comprometidos con la ciudad y su gente, no con intereses partidarios, económicos o de extranjeros
domingo, 06 de noviembre de 2016 · 00:00
CARLOS LAZCANO/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com | Ensenada, B. C.


El Archivo Histórico de Ensenada (AHE) tiene su origen en el amor de un grupo de ensenadenses por su ciudad y su historia. Fue don Heberto Peterson quien finalmente concretó este sueño. Si algo he aprendido de don Heberto es su amor por Ensenada, el cual lo ha encauzado a través de la cultura y la historia. Él fue funcionario público hace algunos años y me parece que ha sido uno de los últimos funcionarios cultos, sensibles y honestos. 

Fue bajo esta óptica que convenció a César Mancillas, entonces presidente municipal de Ensenada, de fundar el Archivo Histórico de Ensenada. Al parecer, hoy día, las únicas personas que dudan de la importancia de este archivo son las autoridades municipales. Sería ocioso recordarles aquí el significado de un espacio como este; por ello, les recomiendo lo consulten en la Wikipedia.

El Archivo Histórico de Ensenada es un espacio público que depende del Instituto Municipal de Cultura y Desarrollo Humano (Imcdh). La directora del Imcdh es la señora Yolanda Victorio Cota, cuya labor al frente de esta institución deja mucho que desear. El trato que le ha dado al Archivo Histórico es un buen ejemplo de ello.

Contando el Archivo con un excelente director, el señor Arturo Meillón, la directora prácticamente no lo apoyó en sus labores y propuestas, dejando que el Archivo entrara en un proceso de deterioro que hasta la fecha persiste.
Anteriormente, Arturo fue director del Archivo Histórico del Estado, en donde desarrolló una excelente labor, y de ahí se lo trajo a Ensenada el licenciado Mario Lamadrid cuando fue director del Imcdh.

Supuestamente, gracias a la diputada federal Nancy Sánchez, se otorgaron casi 5 millones de pesos para mejorar y arreglar el Archivo, pero es hora que ese dinero no se ejerce. Y no contenta con eso, la señora directora del Imcdh acaba de despedir al señor Arturo Meillón.

Ya para terminar su gestión, la señora Victorio Cota ha dejado establecido el presupuesto del 2017 para el Imcdh, en donde se reflejan sus prioridades: para el Archivo Histórico 61 mil 500 pesos, que suenan más bien a burla.
Para Comunicación Social 321 mil pesos. Para pasajes aéreos, viáticos y hospedaje, 70 mil pesos. En sí todo el presupuesto del Imcdh es de un poco más de 2 millones 700 mil pesos, del cual el 60 por ciento se gasta en cuestiones administrativas y solo el 2 por ciento se ejerce en la operatividad del Archivo Histórico.

FUNCIONARIOS COMPROMETIDOS Y HONESTOS
Ante prioridades y contextos de este tipo no es de extrañar que un regidor proponga, e insista, el que a una de nuestras calles se le ponga el nombre de "Sal Fish”, ni que tampoco haya ciudadanos que estén de acuerdo en que se quiten espacios culturales públicos para museos privados con tradiciones extranjeras, entre muchas otras aberraciones.

Ojalá que las próximas autoridades municipales sean más sensibles a todas las problemáticas que nos aquejan. Ojalá que le den su prioridad a la cultura y defienden lo nuestro apoyando las iniciativas que muchos ciudadanos conscientes promueven. 

Nos urgen funcionarios comprometidos con la ciudad y su gente, no con intereses partidarios, económicos o de extranjeros. Nos urgen funcionarios sensibles que amen esta ciudad y se solidaricen con ella. Nos urgen funcionarios honestos que no vena la política como negocio, sino como una oportunidad de servir a su comunidad. Nos urgen funcionarios y autoridades que conozcan nuestra historia, nuestra cultura, nuestras identidades, nuestra geografía.

Nos urgen funcionarios que aprecien a la ciudadanía y se alíen con ella para sacar adelante esta ciudad.

Galería de fotos

Comentarios