Principal

Es kumiai ganador de premio nacional

El galardonado dice sentirse feliz, pero preocupado por la situación actual de su comunidad
jueves, 16 de noviembre de 2017 · 00:00

GERARDO SÁNCHEZ/EL VIGÍA
gsanchez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Gilberto González Arce, indígena kumiai, ganador del Premio Nacional de la Juventud 2017 en la categoría Fortalecimiento a la Cultura Indígena, se dice feliz por el reconocimiento, pero preocupado por la situación actual de su comunidad en la que cada vez son menos los hablantes de su lengua.

Destaca que en las nuevas generaciones kumiai, entre niños y jóvenes, hay una toma de conciencia por preservar su cultura y afirma que el premio recibido es reflejo y resultado de esa situación.

Puntualiza que la distinción lo enorgullece y a la vez lo compromete aún más con la labor que inició desde los 14 años por el rescate cultural de su comunidad.

ENFERMERO Y PROMOTOR CULTURAL
El joven de 26 años y licenciado en enfermería, sonríe constantemente a lo largo de la entrevista, agradece a Melina Vaquero y Yolanda Poblano, quienes dice lo iniciaron en estas actividades en las que se ha mantenido en forma continúa por más de doce años.

Agrega, “inicié vendiendo boletos en el Festival Nativa y daba información, hablaba, hablaba y hablaba de lo que son las culturas autóctonas de Baja California, después realicé recorridos por las distintas comunidades, colaboré en la elaboración de un libro dirigido a los niños y por medio de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas elaboré un documental, Shkuin-Shkuin: Historias de Creación, orientado a las técnicas artesanales de los grupos nativos de Baja California.

“También fui promotor cultural de la CDI por tres años y a la vez realice otras actividades como estudiar mi licenciatura en enfermería, relata González Arce entrevistado en las oficinas del Instituto de Culturas Nativas de Baja California”.

KUMIAI, LENGUA EN PELIGRO
González Arce hace énfasis en la situación de la lengua kumiai, la cual dice está en muy alto riesgo de desaparición.

Explica que los hablantes son en su mayoría personas adultas mayores de sesenta años, tal vez unos diez u once en su comunidad, y están los hablantes de herencia, que son quienes entienden la lengua, pero no la hablan, los cuales también son muy pocos.

Con sencillez informa que él está aprendiendo la lengua, sin embargo admite que le resulta difícil, pues su lengua materna el español es muy distinta a la kumiai.

Son las formas de hablar, los sonidos, pero sobre todo la concepción filosófica, la visión que se tiene del mundo a través del lenguaje, todo ello hacen difícil el aprendizaje del kumiai, reconoce el entrevistado, quien bromeando remata señalando que hasta el inglés se le dificulta.

ATOLE DE BELLOTA AMARGO
Sobre las tradiciones culturales de los kumiai, particularmente las gastronómicas, Gilberto señala que su platillo nativo favorito es el atole de bellota amargo y enfatiza lo de amargo porque explica que hay diferentes maneras de preparar dicho atole, tanto en su sabor, como en su textura y consistencia.

Agrega que si bien el atole de bellota es común entre las distintas comunidades indígenas originarias de Baja California, cada una de ellas tiene su forma de prepararlo y combinarlo con otros ingredientes.

Referente a la felicidad por el Premio Nacional de la Juventud dice que no es sólo una dicha personal, sino que también es familiar y comunitaria.

“Es el máximo premio que puede ganar un joven en México, mi familia está feliz, orgullosos, en mi comunidad igualmente, no obstante, yo reitero, nunca se trabajó por un reconocimiento, es -creo- expresión de un grupo de jóvenes nativos que estamos más involucrados, con más espacios donde expresarnos y como yo hay otros muchos que podían haberlo obtenido”.

Comentarios