Principal

Firman contrato a “modo”

La empresa Score International y el Ayuntamiento de Ensenada a través de Proturismo pactaron la realización de la carrera Baja 1000 con beneficio total a los organizadores
sábado, 4 de noviembre de 2017 · 00:00

Carlos Lazcano/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com | Ensenada, B. C.

Tengo en mis manos el convenio que celebraron la empresa Score International y el Ayuntamiento de Ensenada, en el cual “se establecen las bases para la mutua colaboración en la realización de las carreras fuera de camino Baja 500 y Baja 1000, en su edición 2017”.

De entrada creí que esta colaboración era una especie de sociedad o asociación que beneficiaba a ambas partes, pero después de analizarlo a quien beneficia es únicamente a la empresa Score International, siendo lesiva para los intereses de Ensenada. Veamos.

Manifiesta el Ayuntamiento que celebra este convenio “con la finalidad de generar las condiciones de afluencia turística y derrama económica, así como imagen positiva en medios de comunicación nacionales e internacionales”.

Ciertamente no se generan buenas condiciones de afluencia turística, tampoco de derrama económica, ya que las ganancias se concentran en unas cuantas manos y la imagen que se genera entre muchos medios, sobre todo internacionales, está lejos de ser positiva debido a la manera tan irresponsable con que se maneja la carrera.

Igualmente el Ayuntamiento manifiesta “apoyar a Score” en lo necesario para su ejecución (de la carrera) en franca observación a la normatividad que rige. En realidad los apoyos que el Ayuntamiento le da a Score, van más allá de lo necesario y en varios casos importantes no observan la normatividad.

Sin convocar a PCM
En la primera cláusula hablan de una reunión en la cual se tratará, entre otras cosas, sobre las condiciones de seguridad y acondicionamiento de la pista, así como de la seguridad de los espectadores. En esta reunión curiosamente no se contempla la participación de Protección Civil, ni se ha hecho caso de la propuesta del director estatal de esta institución sobre las reglamentaciones en cuestión de seguridad para las personas. Además, se indica que las medidas de seguridad que se adopten no tendrán ningún costo para Score.

En la segunda cláusula se dice que entre el personal del Ayuntamiento, Proturismo y Score definirán la ruta de la carrera. No se contempla la participación de personas conocedores de nuestras regiones naturales, como ambientalistas o expertos de la UABC o el Cicese en el manejo de regiones naturales, que participen en dicha definición de la ruta con el fin de que se busquen las vías de menor impacto o las medidas de mitigación idóneas, incluso para que al final puedan medir los impactos para ir afinando las rutas en el futuro.

En esa segunda clausula se dice que el Ayuntamiento y Proturismo serán quienes consigan la autorización de cada uno de los ejidos y particulares para que la carrera pase por sus predios. Esto es, la autoridad haciéndole los mandados a Score. Esto de ningún modo debe hacerlo la autoridad sino Score y debe ser uno de los requisitos para que la carrera se realice.

Igualmente es en la segunda clausula donde se dice que será Score quien consiga el permiso de la Semarnat y presente el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), Score nunca presenta la MIA ni en forma ni en tiempo, ni se hacen verificaciones sobre los impactos ambientales, ni presentan medidas de mitigación, violándose sistemáticamente la Ley General de Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente (Lgepa).

Sin presentar MIA
Por la Lgepa la MIA debería ser presentada con suficiente anticipación para que los ciudadanos puedan analizarla y hacerle observaciones e incluso si fuera necesario solicitar una reunión pública en donde se analice con detalle. Ante el ocultamiento de la MIA o la no presentación de esta, los ciudadanos quedamos desprotegidos ante los desmanes que ocasionan las carreras, violándose uno de los derechos humanos fundamentales, el de tener un ambiente natural sano. Además, la carrera no debería pasar por ninguna de las Áreas Naturales Protegidas, como el Valle de los Cirios y la Reserva del Vizcaíno, ya que fueron decretadas para proteger la naturaleza y no para actividades que le ocasionan fuertes impactos.

En la cláusula tercera el Ayuntamiento permite a Score, en forma gratuita, el uso de parte del bulevar Costero, la avenida Club Rotario y el bulevar Las Dunas, cerrándolas a la circulación durante varios días, lo que ya sabemos ocasiona un caos urbano que año con año crece y que además, al momento de las carreras pone en peligro la vida de muchos de los espectadores, y todo esto sin costo para Score.

Por si no fuera suficiente “será facultad exclusiva de Score la asignación de los espacios para expositores y comerciantes … y notificará por escrito las necesidades para organizar esto” ¡Qué chulada! Y desde luego el director de Proturismo le llevará al dueño de las carreras su nieve de chocolate y lo que se le ocurra, ya que está para hacerle los mandados. Y claro, todo esto sin cargo para Score.

En la quinta clausula acuerdan que el Ayuntamiento “organizará, promoverá y habilitará el área del arroyo Ensenada para los espectadores, edificación de rampas y se brinde un espectáculo seguro”. Desde luego, sin costo para Score.

Contrato desigual
Además, el Ayuntamiento pondrá a disposición de Score a la Dirección de Seguridad Pública, a Proturismo y a todas las dependencias y delegaciones que sean necesarias, para atender a la empresa en todos sus requerimientos y necesidades. Of course, sin costo para Score.

En la séptima clausula se estipula que Score hará un pago a Proturismo de 105 dólares por cada equipo inscrito. Además Score pagará al Ayuntamiento 2.5 salarios mínimos por equipo por concepto de impuestos. Estos pagos representan una migaja comparado con lo que cobra Score.

Otro pago que hará Score es de 7.5 salarios mínimos por derecho de venta de cada espacio que Score rente en la vía pública en las calles que graciosamente le otorga el Ayuntamiento. También “por su propia cuenta” Score otorga “en calidad de donación” al DIF 250 pesos por espacio rentado. De nuevo, Score cobra esos espacios a precio de oro. Esto representa un entreguismo inconcebible, por parte de las autoridades.

En la cláusula octava se establece que Proturismo gestionará para Score 35 habitaciones dobles de hotel, gratuitas desde luego, durante los días que duren las carreras y algunos previos y posteriores.

Por si no fuera suficiente se pondrá a disposición de Score, sin costo desde luego, los salones Catedral y Rojo del Riviera, durante las carreras. También se le darán sanitarios para el desarrollo de la carrera. Y como usted lo imaginó, serán gratis.

Otro de los mandados que le hará el Ayuntamiento y Proturismo a Score, sin ningún costo desde luego, será el poner a su disposición a la Sedena (el Ejército) y a la Marina, quienes ayudarán a Score en lo que requiera. Igualmente se pondrá a disposición de Score a las distintas Policías; federal, estatal y municipal.

Facilidades aduanales
Un último “mandado” en que también estará la Secretaría de Turismo estatal, será la de facilitarle a Score las gestiones ante aduanas y migración, para que los señores “scorianos” y corredores no tengan la más mínima molestia y entren a nuestro país como los héroes que creen que son.

Como vemos, se trata de un convenio lesivo y denigrante para nuestra ciudad, contrario a los intereses de Ensenada.

Desde luego, en este convenio no se contemplan las verdaderas ganancias del dueño de estas carreras, como son los convenios con televisoras y otros medios de comunicación, así como con los fabricantes de autos y autopartes, entre otras cosas.

Galería de fotos

Comentarios