Principal

Justifican plantas desaladoras

Legisladora y un especialista señalan que no se puede seguir dependiendo de una sola fuente de agua
lunes, 04 de diciembre de 2017 · 00:00

Redacción/EL VIGÍA
Ensenada, B. C.

“Uno de los principales problemas que enfrentan los bajacalifornianos, especialmente los que vivimos en la ciudad de Ensenada y el Valle de San Quintín, es la falta de agua, y por ello es obligación de todos hacer lo que sea necesario para garantizar su abasto”, sostuvo la diputada Rocío López Gorosave.

Tras la aprobación del Dictamen 95 en el Congreso del Estado, la legisladora precisó que hará posible tres obras específicas: la construcción de dos plantas desaladoras, una en San Quintín y otra en Playas de Rosarito, además de un sistema de pluviales en Mexicali.

López Gorosave aseveró que “es una irresponsabilidad y una grave omisión negar por cuestiones políticas, la posibilidad de que los habitantes de la zona costa podamos contar con el agua que requerimos, para que nuestras comunidades se desenvuelvan adecuadamente”.

También señaló que la mayoría de quienes se oponen a ellas (plantas desaladoras) “no viven día a día el viacrucis que significa no tener agua para lo más elemental, y mucho menos para el desarrollo de las industrias que generen un mayor crecimiento económico”.

Destacó que
La planta la planta desaladora en San Quintín beneficiará a más de 100 mil habitantes, donde no existe ninguna otra fuente para abastecer esa región, enfatizó la congresista.

López Gorosave indicó que a la par de la aprobación del dictamen 95, presentó una reserva que fue aprobada de la que resaltan 3 puntos principales: primero la puntualización explícita de que por ningún motivo se podrá vender agua fuera del estado de Baja California, mucho menos a Estados Unidos.

Segundo, que todo lo concerniente al manejo de los recursos públicos ya sea costo de la inversión, financiamiento, pagos, así como la construcción de la obra, se llevará a cabo de manera transparente; y tercero, que de manera anual el Ejecutivo del Estado informará al Congreso del Estado a través de la comisión respectiva sobre los manejos financieros, que deberán ser incluidos en la Ley de Ingresos y Presupuestos de Egresos correspondientes.

ÚNICA OPCIÓN VIABLE
Las plantas desalinizadoras que se proyectan construir en Rosarito y San Quintín son la única opción viable para el abastecimiento de agua en la región, señaló Adolfo Guerrero, catedrático y especialista en el tema del agua.

En el caso de Tijuana, dijo que esa ciudad crece a un ritmo acelerado y que el acueducto Río Colorado ya no tiene capacidad para seguir satisfaciendo la demanda de agua debido al acelerado ritmo de crecimiento de la población.

“Aunque el consumo diario por persona en la zona costa es menor que el promedio nacional, la población ha hecho un esfuerzo por cuidar el agua porque ya están rebasadas las fuentes de agua de la ciudad y eso ha ayudado a que el tiempo de vida útil de los acueductos haya durado un poco más.

Los pozos del Rio Tijuana representan menos de un 10% de la oferta de agua, por lo que para fines prácticos y de largo plazo no funcionan, son sólo una reserva adicional”, expresó.

Refirió que contar con una sola fuente de agua representa un riesgo de que ésta pueda colapsar y sufrir daños, como sucedió en el temblor del 2010, que causó estragos en el Canal Reforma de Mexicali y que tuvo que repararse a marchas forzadas para poder dotar de agua a la zona costa.

“Al tener una fuente alterna de agua es menos probable que ambas se colapsen al mismo tiempo, puesto que en caso de que fallase el acueducto Río Colorado, pudiéramos usar la desalinizadora para abastecer a la ciudad, no en su demanda total, pero no se quedaría ninguna comunidad sin agua porque las líneas de distribución podrían surtir a cualquier colonia”, comentó.

Al referirse a las repercusiones de la aprobación del Dictamen 95 en el Congreso del Estado para la construcción de desalinizadoras, consideró que éstas son más positivas, porque el hecho de tener esta importante fuente de agua beneficia a la competitividad.

El especialista, agregó, que con las desalinizadoras se puede seguir moviendo la economía de la ciudad promoviendo la creación de nuevas empresas y empleos y dando agua a quienes provienen de otros estados dando un respiro importante a largo plazo.
 

Galería de fotos

Comentarios