Principal

Falta en México registrar inventos

sábado, 17 de febrero de 2018 · 00:00

Redacción/EL VIGÍA
Ensenada, B. C.

“Como país tenemos una actividad de patentamiento muy baja. Los mexicanos somos muy ingeniosos, tenemos científicos de muy alto nivel, reconocidos internacionalmente, que han ganado premios, que tienen una capacidad impresionante en la parte científica, pero estamos fallando terriblemente en cómo hacer que todo ese conocimiento llegue al mercado. Y en gran medida es porque no entendemos bien el sistema de propiedad intelectual, particularmente las patentes”.

Lo anterior se desprende de la entrevista con Héctor Chagoya Cortés, presidente del capítulo mexicano de la Licensing Executives Society (LES) International, durante una visita que hizo al Cicese para tratar de impulsar el emprendimiento, con la finalidad de que los estudios que se realizan ahí realmente lleguen a las personas y al mercado.

Consideró que la patente no es una condición absolutamente indispensable para montar un negocio, pero sí para evitar la competencia desleal y para fomentar la inversión.

“El problema es que cuando quieres llevar algo al mercado es inevitable que requieras capital. Lo puede poner el gobierno o lo puede poner el empresario, pero al final necesitas un capital que normalmente el inventor no tiene, o que un centro de investigación como éste no tiene. Entonces la patente te da la certeza de que no te van a copiar (pues) están diseñadas para evitar la competencia desleal”.

Esto es: si alguien se arriesga, invierte su dinero aunque no sepa si va a funcionar y realiza su negocio, y lo pones a competir con alguien que, por copiarlo, lo puede llevar al mercado más rápido y vender más barato, lo vas a tronar. “Nadie invierte en esas condiciones. Por eso en la mayoría de los países con una dinámica de innovación más avanzada, vas a encontrar que la patente es la base”, aseguró Héctor Chagoya.

Ven a futuro
Ahora bien, en ningún lugar del mundo llegan todas las patentes al mercado. “La estimación en Estados Unidos, que es quizá la economía más grande en materia de transferencia de tecnología, en materia de patentes, es que las universidades presentan del orden de 12 mil patentes por año, y de ellas llegan al mercado entre el 4 y 6 por ciento. ¿Por qué patentan todo? Porque no saben cuál es la buena, pero sí saben que tiene que estar patentada para que entonces la inversión venga y efectivamente pueda cubrirse y llevarse al mercado”.

Comentarios