Principal

Incosteable construir hospital en lote donado, dice la CMIC

viernes, 16 de marzo de 2018 · 00:00

Nicté Madrigal/EL VIGÍA
nmadrigal@elvigia.net | Ensenada, B. C.

De consolidarse la construcción de una clínica de especialidades en el fraccionamiento Valle Dorado, la administración local requerirá de una inversión adicional de al menos 90 millones de pesos, para la remodelación y adecuación de vialidades, declaró César Ramos.

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Ensenada, hizo un llamado al alcalde Marco Novelo, a los regidores y al sector empresarial, a que analicen todos los pormenores de la donación del predio al IMSS, para la construcción de la clínica de especialidades.

Enfatizó en que no se trata sólo de la donación de un terreno, sino de todo lo que se tendrá que invertir para dejar funcionando una clínica, y dotarla de servicios, incluyendo el fácil acceso para la derechohabiencia.

“Estamos en contra de que el Ayuntamiento regale un terreno que lapide el erario público para resolver un problema que corresponde al instituto de seguridad social”, abundó.

Que las cuotas patronales, dijo, sirvan para hacer otro hospital, que paguen por el terreno.

“A los ensenadenses no tiene que preocuparnos que sean ‘políticas establecidas’ por el mismo IMSS, el construir sobre terrenos regalados”, ya que ellos reciben un pago del sector empresarial y de los gobiernos para darle un servicio médico a los trabajadores”, enfatizó.

César Ramos observó que la construcción del hospital del IMSS en el terreno propuesto en Valle Dorado-Villa Colonial, sería contraproducente para los ensenadenses, ya que se requiere de obras complementarias necesarias para el correcto funcionamiento e integración a la ciudad.

El presidente de la CMIC estimó que estos proyectos, como la nueva clínica del IMSS, se deben desarrollar en lugares donde la solución a problemas de movilidad urbana y servicios, sean lo menor posible.

ZONA YA IMPACTADA
Al mismo tiempo, agregó, deben generar un efecto multiplicador sustentable en el desarrollo económico de la zona.

“Tan solo el tema de movilidad urbana, implicaría una inversión del orden de los 80 millones de pesos; es necesario rehabilitar algunas zonas y en algunos casos, donde ya no se puede solucionar con bacheo, se requerirá de la reconstrucción total de vialidades”, acotó.

Enfatizó el suministro de agua es otro de los aspectos a analizarse antes de donar un terreno.

“Será necesario que Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe) diga si es viable la zona, si tiene la inversión autorizada para la construcción de un cárcamo de bombeo y un sistema hidroneumático, con lo cual resolverían los problemas de presión de la red”, declaró.

La CMIC estima que tan sólo para ese rubro se requerirá de una inversión aproximada de 2.5 millones de pesos.

En torno a las aguas residuales, César Ramos consideró que se requerirán recursos por 5 millones de pesos para la construcción de un colector de 12 pulgadas, con una longitud promedio de dos kilómetros, mismas que “tendrían que salir del Ayuntamiento”.

“Tenemos que ser serios en nuestras declaraciones y tomar en consideración, antes de regalar o de pensar en mega-proyectos”, declaró.

La pregunta del millón sería ¿Quién tendría que aportar los recursos para estas inversiones?, lo ideal es que la construcción de este hospital viniera acompañado con obras complementarias, pero que fueran autorizadas al mismo tiempo.

El costo de las obras tendremos que verlas como una inversión en la construcción de un hospital, no solamente se debe de ver como resultado el beneficio social, si no que se debe considerar el impacto económico que generara a su alrededor.

La zona, dijo. ya está impactada, además de tratarse de una zona habitacional, la cual no es compatible con este proyecto.

“No es correcto cambiar usos de suelo por decreto o por intereses de grupos, estos cambios en caso de proceder, deberán estar sustentados por una serie de estudios”, señaló.

Indicó que la inversión en hospitales trae consigo la proliferación de negocios, restaurantes, centros comerciales, laboratorios clínicos, etcétera, mismos que requerirán espacio donde construir las obras necesarias para su funcionamiento, y no hay terrenos disponibles para esto.

Además, la configuración topográfica del área sin construir es accidentada y como consecuencia provoca altos costos de construcción.

“Además tendremos que contemplar el costo de la solución que se tendrá que dar en el nodo del Hospital General y Reforma, ya que ese punto sería el acceso principal al Hospital.

Recordemos que ese crucero es el más conflictivo de la vialidad principal de nuestra ciudad, actualmente tiene serios problemas viales sobre todo en las horas pico, tal vez será necesario la construcción de un paso a desnivel, mismo que tendría un costo de alrededor de los 50 millones de pesos, los cuales no los tiene el gobierno en turno”, externó.

“La CMIC Ensenada considera que no es una buena inversión, ya que el impacto económico es muy limitado, por el contrario, incurre de una inversión mayor que la necesaria.

El problema en Ensenada no es la falta de terrenos, el municipio tiene muchas otras propiedades que pudieran cumplir cabalmente con el objetivo social y económico”, añadió.

Comentarios