Principal

El Archivo Histórico “Pablo L. Martínez” y su labor trascendente

El lugar nació por iniciativa de ciudadanos, historiadores y políticos que decidieron crear una institución que se ocupara de resguardar valiosos documentos que testimonian el devenir histórico bajacaliforniano. Sin lugar a dudas, una aportación muy valiosa, que ha facilitado el estudio de nuestra historia
sábado, 12 de enero de 2019 · 00:00

CARLOS LAZCANO/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com | Ensenada, B. C.

El Archivo Histórico “Pablo L. Martínez”, localizado en la ciudad de La Paz, en el Estado de Baja California Sur, es una de las instituciones culturales más importantes de la península de Baja California y del noroeste de México. Dentro de sus instalaciones se protegen, de una manera segura y conveniente, valiosos documentos que testimonian el devenir histórico bajacaliforniano. Ahí se guardan cuidadosamente todo tipo de antiguos documentos escritos, como informes, diarios, cartas, oficios, certificados, mapas, fotografías, libros, etc. Todo un acervo que se encuentra a disposición de los historiadores, tanto locales, regionales y nacionales, como de otros países, así como del público en general.

El archivo fue establecido en 1969 debido al descuido con que se tenían muchos de los documentos históricos oficiales del devenir de Baja California Sur y de otras partes de la península. En ese año, todos los documentos oficiales eran guardados en un almacén que se encontraba en la azotea de un viejo edificio conocido como El Sobarzo. Ahí, abandonada por muchos años, se encontraba buena parte de la memoria histórica de la península de Baja California, expuesta al saqueo, a la humedad, a los hongos, ratas y cucarachas, a los posibles incendios y a otros desastres.

Los antiguos archivos donde se resguardaban documentos desde el tiempo de los jesuitas padecieron importantes pérdidas a través del tiempo, sobre todo por las invasiones y ataques sufridos, así como las guerras entre diferentes facciones políticas. Y a pesar de todos esos descalabros, hubo una parte que logró conservarse, pero que en dicho año de 1969, se encontraba pésimamente resguardado.

TOMAN LA INICIATIVA
Por tal razón, diversas personas, entre ciudadanos comprometidos, historiadores y políticos, decidieron hacer algo y formar una institución que se ocupara de una manera profesional de dichos documentos. Fue entonces que nació el Archivo Histórico “Pablo L. Martínez” (AHPLM).

Uno de sus más importantes promotores fue el distinguido historiador don Miguel León Portilla, quien en ese tiempo era director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, y quien ha dedicado parte de sus trabajos al estudio de la historia de Baja California.

Fue a partir de 1972 que el archivo lleva su nombre actual “Pablo L. Martínez”, en honor a uno de los primeros y más importantes historiadores de la península, quien era nativo de San José del Cabo y había fallecido en 1970.

En nuestros días el AHPLM es una institución moderna que cuenta con edificio e instalaciones propias, especialmente diseñadas para la conservación de sus importantes acervos.

Es una dependencia del Instituto Sudcaliforniano de Cultura del Gobierno del Estado de Baja California Sur. A través del tiempo el AHPLM se ha venido consolidando como uno de los archivos históricos más importantes de nuestro país.

La directora del AHPLM es Elízabeth Acosta Mendía, quien en los últimos años ha venido desarrollado una gran labor al frente de esta institución.

El AHPLM resguarda 40 mil registros, entre documentos de todo tipo, mapas, fotografías, impresos, libros y planos. Éstos cubren etapas desde el siglo XVIII hasta el siglo XX. Los documentos se inician con la etapa misional, la República Centralista, la Reforma, el Porfiriato y la Revolución, además de tener el Archivo General del Estado.

IMPORTANTE BASE DE DATOS
Hoy el AHPLM cuenta con una importante base de datos que puede ser consultada a través de su moderna página de Internet. A través de ella se pueden consultar sus más de 15 mil fotografías digitalizadas, sus 5 mil 700 mapas, igualmente digitalizados y ordenados, además de numerosos documentos. Además el AHPLM cuenta con una moderna biblioteca especializada en Baja California que contiene 17 mil libros.

Actualmente, en el AHPLM están siendo digitalizados los libros de historia más importantes, los que se están poniendo a disposición del público en general a través de su página de Internet, en donde pueden ser descargados de una manera gratuita.

Ésta es una aportación trascendental, ya que vuelven ser accesibles libros clásicos ya agotados desde hace muchos años, libros que es imposible conseguir y muy difícil que se puedan volver a editar, pero que hoy, gracias a la labor del archivo pueden descargarse en su sitio web. Un logro fundamental para la promoción de la investigación y del conocimiento histórico de nuestra península.

Libros de hace 20, 30, 50 y hasta de 100 años atrás, ahora es fácil conseguirlos y poder consultarlos. Libros de Pablo L. Martínez, Manuel Clemente Rojo, Fernando Jordán, Eligio Moisés Coronado, Ulises Irigoyen, Mario Magaña, Fray Junípero Serra, Salvador Hinojosa, Jorge Ruiz Dueñas, Harry Crosby, Michael Mathes, Leonardo Reyes, Juan Jacobo Baegert, Gilberto Ibarra, Adrián Valadés, Néstor Agúndez, Carlos Lazcano, entre muchos otros.

APORTACIÓN VALIOSA
Sin lugar a dudas, ésta es una aportación muy valiosa, de las muchas con que el AHPLM ha facilitado el estudio de nuestra historia.

Otro aspecto muy destacado del Ahplm es que en los últimos años ha estado publicando numerosos libros sobre temas históricos bajacalifornianos, al grado de que posiblemente sea la institución cultural que más libros de historia publica en toda la península.

Son muchos los historiadores peninsulares que se han beneficiado con esta labor editorial, ya que el AHPLM ha facilitado la publicación de muchos de sus trabajos, ya que no todos pertenecen a instituciones oficiales como la UABC o la Uabcs.

Además de todo esto, en el AHPLM se realizan diversos eventos a lo largo de todo el año como presentaciones de libros, exposiciones fotográficas y de documentos, conferencias, congresos, pláticas, talleres, cursos, venta de libros, etc.

Los que amamos la península de Baja California y su historia mucho le debemos al Archivo Histórico “Pablo L. Martínez” y a su atento personal, quienes desarrollan una gran labor en esta institución, la que ha facilitado la investigación, el estudio, la consulta, la promoción y difusión de nuestra historia, nuestras raíces e identidades, nuestra cultura, y tantos otros elementos que son parte de nuestros valores más importantes.

Especialmente valioso ha sido el trabajo desarrollado por su directora Elizabeth Acosta Mendía, a quien expreso mi gratitud y reconocimiento por su gran labor al frente, la que mucho honra a las instituciones que representa como el Instituto Sudcaliforniano de Cultura, el Gobierno del Estado de Baja California Sur, y desde luego el AHPLM.

Comentarios