Principal

Piden adecuar negación de bolsas de plástico

Comerciantes aseguraron que la aprobación a evitar el obsequio de este elemento en establecimientos, además de utensilios desechables, no resolverá el problema de la contaminación
sábado, 12 de enero de 2019 · 00:00

Nicté Madrigal/EL VIGÍA
nmadrigal@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Representantes del sector comercio y de la Asociación de la Industria del Plástico, buscan que el Cabildo local haga adecuaciones al acuerdo mediante el que se aprobó la prohibición de obsequio de bolsas de plástico y utensilios desechables en establecimientos comerciales y de servicios.

Comerciantes consultados expusieron que la medida obliga al consumidor a erogar entre 2 y 5 pesos, en los establecimientos que se está aplicando lo que establece la reforma.

“Al vender la bolsa damos cumplimiento a la reglamentación, pues refiere el impedimento de obsequiar, no de usar ni de vender. Es decir, quien pueda pagar, desde la perspectiva de los regidores, puede contaminar”, compartieron.

En este sentido, mencionaron que debido a la necesidad del uso de las bolsas o utensilios, hasta el momento nadie se ha negado a pagar con por el uso del plástico.

Encargados de otros negocios, reconocieron que no han modificado su operatividad por lo que continúan dando bolsas para los abarrotes o comida.

“Nosotros vendemos comida a domicilio y somos proveedores de muchas oficinas. El no usar recipientes plásticos o de unicel, simplemente nos obligaría a cerrar. Simplemente para la venta de café requerimos de vasos y plásticos, aunque sí hemos disminuido el uso de popotes”, comentó Laura.

Reforma y petición
La reforma que se hizo al Artículo 43 cuarter del Reglamento para el Control de la Calidad Ambiental del Municipio de Ensenada, entró el vigor el pasado 1 de enero, sin embargo, conforme con el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), en Ensenada, no se dio cumplimiento a lo que establece el acuerdo.

Entre otras cosas, Jorge Menchaca Sinencio, se refirió al programa de implementación de un plan de concientización que sería ejecutado por la Administración municipal.

Asimismo, apuntó que no se cumplió con los requisitos previos, los cuales consistían en llevar a cabo una serie de reuniones con el sector comercio, a fin de analizar la viabilidad de dicha modificación.

Evidenció que la falta de difusión de la campaña impidió la socialización de los acuerdos, las justificaciones, así como lo relacionado con las sancione y la manera en que se aplicarían dichos cambios.

Jorge Menchaca se dijo consciente del reto que representa cuidar el planeta, sin embargo, consideró que “prohibir el obsequio de una bolsa de plástico a un comerciante, no creemos que sea el camino que resuelva los graves problemas ecológicos de nuestra ciudad”.

Consideró que el reciclaje adecuado de plásticos, lo cual empieza con una autoridad municipal que es capaz de ofrecer a sus ciudadanos una recolección de basura, puntual, separada en contenedores. Así como contar con elementos necesarios para su recolección y confinamiento.

“Mientras no se cuente con esto, de nada o de poco servirá el prohibir el único elemento que sirve para contener los residuos que se descomponen y evitan problemas sanitarios”, acotó.

Manejo adecuado de residuos
Raúl Mendoza Tapia, director general de la Asociación Nacional de Industrias de Plástico, advirtió, a través de una misiva enviada al regidor Emilio Martínez Villardaga en agosto pasado, que la reforma no consideró el impacto real pues incluso representaba riesgos de inocuidad.

Asimismo se refirió a las ventajas del plástico en el envasado, ahorro de energía y con ello menos emisiones de gases efecto invernadero.

Se refirió a un estudio de la Semarnat sobre el Ciclo de Vida de Bolsas de Plástico, el cual arrojó que más del 97 por ciento, se usa para almacenar residuos en los hogares, por lo que la prohibición obliga al consumidor a la compra de bolsas para basura.

Estimó que, desde el punto de vista ambiental, son menos eficientes que las bolsas de acarreo que otorgan en los comercios.

Además que, la falta de recursos para la compra de bolsas, generará amontonamiento de residuos domésticos y con ello una mayor contaminación y generación de focos de infección.

Observó además que muchos de los productos que refiere la iniciativa son reciclables y que es evidente que el problema es el manejo de residuos.

Llamó a promover campañas de comunicación y conciencia sobre el manejo de estos y fortalecer los principios relativos a la responsabilidad compartida, valorización, minimización, reciclaje y reutilización de los residuos, para así modificar patrones de conducta en la sociedad.

La reducción, reutilización y reciclaje, insistió, resultan las mejores prácticas para solucionar los problemas de manejo de residuos sólidos de materiales plásticos.

“En la medida en que se promuevan y fortalezcan los criterios de producción y consumo sustentable, separación en la fuente y educación ambiental, se logrará un manejo adecuado de los mismos”, apuntó.

Exposición de motivos
El regidor, Jorge Emilio Martínez Villardaga mencionó que “... para 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos a menos que la gente deje de utilizar artículos de un solo uso elaborados con este material, como las bolsas y las botellas”.

Agregó que uno de los compromisos internacionales adoptados por México es el Convenio de la Diversidad Biológica, como parte de este compromiso se ha creado la Estrategia Nacional sobre Biodiversidad y su Plan de Acción 2016– 2030.

Dentro de las acciones nacionales propuestas se establece: “Contar con políticas y estrategias para reducir el consumo y promover la gestión integral de residuos” (acción 4.7.4.), específicamente: “Mejorar los procesos de gestión y minimizar los volúmenes de residuos urbanos generados” (Gobierno de la República, 2016),

Asímismo, México se comprometió a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en la Cumbre de Desarrollo Sostenible ante las Naciones Unidas, dentro de sus metas establecidas para cumplir con el objetivo 12 (Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles) se plantea: disminuir de manera sustancial la generación de desechos mediante políticas de prevención, reducción, reciclaje y reutilización; también dentro objetivo 14 (Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, mares y recursos marinos) se plantea; Para 2025, prevenir y reducir de manera significativa la contaminación marina de todo tipo (ONU, México).

“Mares Limpios”
El día 14 de Mayo del 2018, se aprobó en pleno de cabildo del XXII Ayuntamiento de Ensenada, la adhesión a la campaña mundial “Mares Limpios” liderada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) la cual promete poner el máximo esfuerzo en eliminar el creciente problema mundial que es la acumulación de plástico en los océanos, así como generar políticas públicas para la reducción y eliminación del plástico.

El objetivo: eliminar de ahora a 2022 las principales fuentes de basura marina: las microperlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de bolsas de plástico.

La reforma
El dictamen establece que la reforma al Artículo 43 cuarter del Reglamento para el Control de Calidad Ambiental del Municipio de Esenada, Baja California, tiene el objetivo de que “se prohíba el obsequio, de bolsas y utensilios plásticos, en los establecimientos comerciales y de servicio” de Ensenada.

Asimismo, establece la implementación de un programa de concientización por parte de esta la administración municipal.

¿Sanciones?
La subdirección de Ecología y Medio Ambiente, realizará inspecciones en los establecimientos comerciales y establecimientos, para verificar que se esté aplicando la medida.

El caso de incumplimiento, esta autoridad determinará si aplica una amonestación preventiva o multa.

La medida se aplicará en todos los supermercados, tiendas locales, panaderías, papelerías, negocios de comida rápida, restaurantes, cafeterías, bares, por mencionar algunos.

Especificaciones de la Reforma
Para la protección ambiental dentro del ámbito territorial del Municipio de Ensenada, Baja California y sujeto a las disposiciones normativas que de él emanan, se prohíbe el obsequio de bolsas plásticas en los establecimientos comerciales y de servicios.

Esto incluye las bolsas plásticas desechables para el acarreo de los productos comercializados o artículos que hayan recibido un servicio suministrado dentro de dicho establecimiento, de igual manera y en el mismo sentido, se prohíbe el obsequio de utensilios de plástico desechables en los establecimientos de servicios.

Se entiende por bolsas plásticas todas aquellas que se elaboran a base de polietileno de baja densidad, polietileno lineal, polietileno de alta densidad, polipropileno, polímero de plástico y cualquier otro de sus derivados.

Se entiende por utensilios de plástico desechables a los platos, vasos, cubiertos, popotes, botellas, o cualquier otro utensilio que sea desechable o de un solo uso y sean elaborados a base de polietileno de baja densidad, polietileno lineal, polietileno de alta densidad, polipropileno, poliestireno (foam), polímero de plástico y cualquier otro de sus derivados.

Se entiende por establecimiento comerciales o de servicios, a los supermercados, tiendas de autoservicio, tiendas de conveniencia, talleres, restaurantes, oficinas, centros de espectáculos o similares y todo aquel sitio que tenga por fin comercializar un producto o servicio.

Comentarios