Principal

XII Foro de las Misiones del Noroeste de México

Participamos 25 académicos de distintas instituciones, todos conocedores del tema misional sonorense, el que se abordó desde distintos ángulos: historia, arqueología, antropología, arquitectura, indígenas, conservación y restauración, evangelización, ambiente y problemáticas actuales
sábado, 2 de noviembre de 2019 · 00:00

CARLOS LAZCANO/COLABORACIÓN
carloslascano@hotmail.com | Ensenada, B. C.

Hace unos días, participé en la decimosegunda edición del Foro de las Misiones del Noroeste de México, invitado por el Centro INAH Sonora. Este evento se desarrolló en cinco sedes en dicho Estado: Ímuris, Cocóspera, San Ignacio Cabórica, Magdalena de Kino y Nuestra Señora de los Dolores. Todos antiguos pueblos de misión fundados por el misionero jesuita Eusebio Francisco Kino hacia fines del siglo XVII.

El evento lo organizan cada dos años el Centro INAH Sonora y el Instituto de Cultura del Estado de Sonora. Las coordinadoras fueron la doctora en Historia Raquel Padilla Ramos (Centro INAH Sonora) y la maestra Mónica Villegas (Instituto Sonorense de Cultura).

El foro se centró en el tema de las misiones de la Pimería Alta, en el noroeste de Sonora y sur de Arizona, región que fue evangelizada por el padre Kino entre 1687 y 1711, logrando un gran trabajo civilizatorio que dejó profunda huella. Parte de esta huella se reflejó en las misiones de la Antigua California, ya que gracias al gran florecimiento que tuvieron las misiones de Kino, pudo apoyar a las nacientes misiones de California, tanto con ganado como con granos y otros productos, al grado que podemos considerar que sin el apoyo de Kino, el padre Salvatierra hubiera fracasado en su intento por fundar la Antigua California.

En este evento participamos 25 académicos de distintas instituciones, todos conocedores del tema misional sonorense, el que se abordó desde distintos ángulos.

Los participantes fueron: Tonatiuh Castro (Unidad de Culturas Populares Sonora), Maximiliano Muñoz (Unidad de Culturas Populares Sonora), Raquel Padilla Ramos (Centro INAH Sonora), Carlos Lazcano (Museo de Historia de Ensenada), Esperanza Donjuan (Centro INAH Sonora), Claudio Murrieta (Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe de Cananea), Ana Luz Ramírez (Colegio de Sonora), Alejandro Bonada (Iteso), Júpiter Martínez (Centro INAH Sonora), Pamela Corella (Cronista de Imuris), Juan Carlos Lorta (Cronista de Santa Cruz), Raquel Torúa (Centro INAH Sonora), Mónica Villegas (Instituto Sonorense de Cultura), Zulema Bujanda (Centro INAH Sonora), Patricia Hernández (Centro INAH Sonora), Bob Vint (Universidad de Arizona), Elisa Villalpando (Centro INAH Sonora), Irlanda Lemoine (Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía), Pavél Tiburcio (Centro INAH Sonora) y Alejandro Aguilar Zeleny (Centro INAH Sonora).

UN ESPACIO ACADÉMICO
Los temas que se abordaron tienen que ver con la historia, la arqueología, la antropología, arquitectura, indígenas, conservación y restauración, evangelización, ambiente y problemáticas actuales.

Mi participación fue sobre el tema de Kino en California, ya que actualmente estoy escribiendo un libro sobre él. Además presenté mi más reciente publicación, el libro “Sobre el Nombre California”, el cual fue muy bien recibido.

El Foro de las Misiones del Noroeste de México se lleva a cabo cada dos años. Es un espacio académico para compartir experiencias, estudios y reflexiones sobre la temática de las misiones del Noroeste de México, especialmente de los Estados de Sonora, Sinaloa, Baja California, Baja California Sur, Durango y Chihuahua.

El evento, por lo regular, se realiza en el Estado de Sonora, aunque también se ha organizado en Sinaloa y Baja California Sur. Con el tiempo, ha adquirido prestigio gracias a la calidad de sus ponentes y las ponencias presentadas, las que han sido publicadas en las memorias respectivas, de las cuales ya se han editado once tomos.

Normalmente el foro se lleva a cabo en la ciudad de Hermosillo; pero en esta ocasión, debido a la temática de las misiones de la Pimería Alta, decidió hacerse en varios de los pueblos que surgieron de estas misiones. El evento es esencialmente académico, por invitación y no está dirigido al gran público, aunque sí se permite la asistencia general a las sesiones.

INAUGURACIÓN EN ÍMURIS
La inauguración del Foro se llevó a cabo en el templo de Ímuris y fue por parte del director del Instituto Sonorense de Cultura, don Mario Welfo Álvarez Beltrán, y del coordinador del Centro INAH Sonora, el antropólogo José Luis Perea, con la asistencia del presidente municipal de Ímuris y otras autoridades locales. Ímuris fue fundada como pueblo de misión por el padre Kino, hacia 1688. Actualmente del templo original no quedan más que unos cuantos vestigios, contándose con un templo moderno que se levantó hace algunos años, justo a un lado de donde fue levantado el primer templo.

Durante nuestra estancia en Ímuris, realizamos una visita nocturna a los vestigios de la misión Cocóspera, la que fue abandonada hace muchísimos años sin haber logrado consolidar un pueblo de misión, razón por la cual se encuentra en ruinas. Frente a la fachada del templo se encuentra una serie de andamios que se colocaron para evitar que ésta pudiera sufrir un colapso.

En los años recientes se han llevado a cabo diversos trabajos de restauración y protección, los cuales han sido insuficientes, por lo que estos vestigios se encuentran en peligro.

La razón de que fuéramos de noche a Cocóspera fue porque un par de astrónomos del Inaoe, uno de los centros astronómicos más importantes del país, y que cerca tienen un telescopio de dos metros, nos dieran una plática sobre astronomía y la labor de Kino como astrónomo. Desde esos vestigios tuvimos una maravillosa vista del cielo nocturno lleno de estrellas. La Vía Láctea resplandecía y nos invitaba a viajar entre sus cientos de millones de estrellas.

La segunda sede del evento fue en la misión de San Ignacio de Cabórica, otra de las misiones de Kino. Aquí la mesa del Foro se desarrolló en el interior del antiguo templo, que data de fines del siglo XVIII, ante la imagen del Santo Patrono, San Ignacio de Loyola y de la Virgen María en su advocación de Nuestra Señora de la Luz. Este templo se encuentra muy bien conservado. Durante nuestra estancia nos tocó asistir a la tradicional Fiesta del Membrillo, la que año con año se celebra en este lugar.

MAGDALENA DE KINO
La tercera sede del Foro fue en la antigua misión de Magdalena, hoy el pueblo de Magdalena de Kino, quien fuera su fundador. La hermosa Presidencia Municipal fue el espacio en donde se expusieron los temas. En este pueblo murió el padre Kino en 1711, y aquí fue enterrado. Sus restos fueron localizados en 1966 y actualmente se encuentran expuestos dentro de un mausoleo en el jardín central del pueblo.

La parte final del Foro, la clausura, se llevó a cabo en el sitio donde estuviera la antigua misión de Nuestra Señora de los Dolores, fundada por Kino en marzo de 1687, la primera de sus misiones en la Pimería Alta.

En la actualidad, de esta misión no queda nada, solo unos cuantos vestigios. Un pequeño monumento señala el lugar exacto donde estaba.

El arqueólogo Júpiter Martínez, quien ha llevado a cabo excavaciones en este lugar, nos explicó ampliamente cómo estaba esta misión, así como los trabajos agrícolas y ganaderos que se llevaron a cabo en ella. Esta misión fue la base de operaciones del padre Kino, y desde ella extendió sus trabajos por todo el noroeste de Sonora y sur de Arizona, alcanzando incluso la desembocadura del Río Colorado, que fue cuando demostró que California es península.

Este sitio tiene mucha historia y une a Sonora con Baja California, ya que gracias a la prosperidad que alcanzó, se pudo apoyar y consolidar el establecimiento de las misiones de la Antigua California. Para mí fue muy emocionante conocer este sitio. Tan emocionado estaba, que esperaba encontrar, aunque fuera muy desdibujada, una pisada del padre Kino.

Este Foro de las Misiones del Noroeste de México rebasó mis expectativas.

Felicito ampliamente a los organizadores de él y mucho agradezco a la doctora Raquel Padilla Ramos por haberme invitado a participar.

Una grata experiencia de la que mucho aprendí y me permitió compartir los avances que he tenido en mis estudios sobre el padre Kino y su relación con la Antigua California.

Galería de fotos

Comentarios