PRINCIPAL

La Cespe está a punto del colapso financiero

martes, 5 de marzo de 2019 · 00:00

Gerardo Sánchez/EL VIGÍA
gsanchez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

La negativa a aumentar las tarifas del agua por los intereses político-electorales de los  diputados locales mantiene al borde de la crisis operativa a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), afirmó su director Carlos Loyola Peterson.
En conferencia de prensa el funcionario estatal informó que el gasto real anual de esa paraestatal es de 837 millones de pesos y con las actuales tarifas sólo podrán ingresar 564 millones, por lo que se perfila un déficit de 237 millones de pesos.
Ese faltante -dijo- se reflejará en menor capacidad de la Cespe para atender fugas, tratar aguas residuales, reparar y reponer tuberías, garantizar el abasto del agua y realizar el pago a proveedores.
Anunció que para atender esta situación, que calificó como de emergencia, se ha diseñado un programa en el que se contemplan diversas acciones, una de ellas reducir el consumo de agua desalinizada de 250 litros por segundo a sólo 150 litros por segundo.
Estas medidas sólo permitirán operar por unos meses más, pero no evitará el colapso operativo y financiero, destacó.
Agregó que existe el riesgo de empezar a sufrir desabasto de agua en algunas zonas del puerto, no poder tratar al cien por ciento las aguas negras, lo que generaría un problema de contaminación en las playas, lo que tendría repercusiones turísticas, ambientales y de imagen para la ciudad.

Apoyo estatal
Loyola Peterson enfatizó que el Gobierno del Estado ha ofrecido apoyar por unos cuántos meses a la Cespe, pero no se tiene garantizado que una vez concluido el proceso electoral se mantenga ese financiamiento.
El director de la Cespe afirmó que desde hace diez años las tarifas no han tenido un aumento real, ya que sólo se han hecho ajustes de acuerdo al índice de precios al consumidor, lo cual ha generado el déficit financiero que mantiene a la Cespe al borde del colapso.
Indicó que actualmente se detectan mil 500 fugas al mes y se tiene un rezago en la atención de las mismas de un 20 por ciento, dándole prioridad a las de mayores volúmenes en derrame y después a las de menor tamaño.

Comentarios