Principal

Destacan alcance de María Amparo

sábado, 9 de marzo de 2019 · 00:00

Benjamín Pacheco/EL VIGÍA
bpacheco@elvigia.net | Ensenada, B. C.

María Amparo Ruiz de Burton destacó por ser la primera escritora mexico-americana en publicar en inglés, además de empresaria cementera y una de las primeras propietarias del poblado de San Antonio de las Minas, destacó el historiador Horacio González Moncada.

El también presidente del Seminario de Historia de Baja California lo destacó a El Vigía luego de su conferencia especializada con motivo del Día Internacional de la Mujer, llevada en conjunto el jueves pasado con el grupo Maestros por México, en el Centro Social, Cívico y Cultural Riviera.

Refirió que dicho personaje histórico nació en Loreto, Baja California Sur, aunque gran parte de su vida la hizo en California, Estados Unidos.

“Destacó como la primera escritora mexico-americana en inglés: tiene dos novelas y una obra de teatro. Estuvo vinculada a Ensenada porque fue una de las primeras propietarias del poblado de San Antonio de las Minas y buscó también tener propiedad en Ensenada y desarrollarla, que creciera como ciudad.

“Son los elementos porque el siglo XIX era todavía una sociedad eminentemente machista. Ella no se amedrentaba y buscaba estos espacios, además con el hito de ser la primera escritora en inglés”, detalló.

Juicio “amañado”
Sobre el juicio para poder declararse propietaria de la llamada Ensenada de Todos los Santos, González Moncada refirió la serie de dificultades que se lo impidieron.

“Fue un juicio con mucha intriga. Ella tenía elementos: podía aspirar porque era nieta de José Manuel Ruiz, su mamá le dio los derechos -junto con otras tías- para que buscara la posesión. Con esos poderes quería, pero otro pariente le había vendido a Bernstein, un agente, y eventualmente este agente se lo vendió a la compañía, primero americana y luego inglesa.

“A ella le tocó lidiar con las dos compañías en un juicio, donde hubo muchos intereses, pagaron abogados desde la Ciudad de México, vinieron a representar la empresa. Nos demuestra que era una cuestión que no querían dejar al azar, sino tener todo controlado y, eventualmente, las compañías ganaron. Mucho tiene que ver el apoyo del gobierno de Porfirio Díaz”, abundó.

El presidente del seminario puntualizó que fue una mujer fuerte e incluso contó con una compañía para elaborar cemento, en el rancho Jamul (San Diego), que también era ganadero.

“Otro hito de ella en Ensenada es que fue de las primeras mujeres en tener una empresa dedicada al almacenamiento, una bodeguita para los insumos que iban a Real del Castillo y salían por el puerto”, agregó González Moncada.
 

Comentarios