Principal

Renuncian médicos por presión interna

Dos galenos que laboraban en el Cereso de Ensenada y que denunciaron abuso laboral de sus directivos, decidieron abandonar el lugar
sábado, 9 de marzo de 2019 · 00:00

Luis Miguel Ramírez/EL VIGÍA
lramirez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Dos renuncias de doctores que laboraban en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Ensenada, se deben a presiones por parte de directivos, tanto del penal, como del mismo sistema penitenciario, según afirmaron inconformes.

El último caso se trata de un médico, que tras exponer a sus superiores supuestas irregularidades en la administración de la cárcel local, le indicaron que renunciara o de lo contrario no podría ejercer otra vez en la función pública.

Quejosos contactaron a El Vigía para manifestar de manera anónima, por temor a represalias, que el origen de la problemática se debe a presunto maltrato, abuso de poder y acoso laboral por parte del director del Centro, Juan Enrique Méndez Meza.

Fue en septiembre de 2018, cuando uno de los doctores ingresó a laborar bajo el cargo de coordinador del área médica en el Cereso de Ensenada; después de pedir varias veces que le dieran el nombramiento oficial, éste no fue formalizado.

Por su insistencia y supuestos roces con Méndez Meza, el médico fue puesto con sus homólogos para consultar a la población penitenciaria, con quienes elaboró un documento para pedir la remoción de dicho directivo.

Integrantes del equipo médico denunciaron que falta personal, como la coordinación del mismo, lo que ha afectado en el seguimiento a las consultas, desconocimiento del paradero de estudios de gabinete y resultados y fallas en el tratamiento o rehabilitación.

Como empleados dijeron que constantemente son amenazados con despedirlos; falta apoyo para gestión de periodos vacacionales; falta equidad o aumento en salarios; no es respetada la jornada laboral de ningún trabajador del área médica, entre otras exigencias.

Aunque en la misiva estaban escritos los nombres de seis supuestos afectados, sólo tenía la firma de uno de los doctores, quien la entregó personalmente el pasado 13 de febrero a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en oficinas de Mexicali.

Renuncia obligada
Posteriormente, el 6 de marzo, acudió a este puerto el jefe del departamento de recursos humanos, y el administrador de centros, quienes con un documento firmado por el titular de la SSPE, Gerardo Manuel Sosa Olachea, le pidieron la renuncia al firmante sin dejarlo exponer sus inconformidades.

Al finalizar dicho encuentro privado, ambos responsables se reunieron con doctores y personal de enfermería, afirmándoles que su compañero decidió retirarse del puerto voluntariamente, exhortándolos a obedecer al director del penal.

Cabe agregar que el anterior caso fue de un doctor, quien decidió renunciar luego de negarse a ocupar el puesto de coordinador del área médica porque tenía otros compromisos, no se sentía apto y recibía presiones internas.

Tras ser consultado por El Vigía sobre la problemática referida, personal de la SSPE indicó que en el transcurso del día de ayer sería enviada una ficha informativa, sin embargo, hasta el cierre de edición no hubo dicha respuesta.
 

Comentarios