PRINCIPAL

Próximo desabasto de agua en Ensenada

martes, 13 de agosto de 2019 · 00:00

Gerardo Sánchez/EL VIGÍA

gsanchez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

 

En menos de dos años, la ciudad de Ensenada requerirá construir la segunda etapa de la planta desalinizadora, pues de otra manera, habrá nuevamente una grave crisis de abasto de agua, advirtió Carlos Loyola Peterson, director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos.

Indicó que con las actuales fuentes de abasto el puerto ensenadense puede satisfacerse la demanda de agua de los próximos meses, pero se estima que para el 2022 ya serán insuficientes.

Al participar como expositor en la sesión semanal del Grupo Madrugadores de Ensenada, Loyola Peterson habló de lo que calificó como catastrófica la situación que vive la paraestatal y enfatizó que se requiere urgentemente un cambio en la política tarifaria y en la legislación sobre el agua en Baja California.

 

Cambiar la tarifa de agua

El director de la Cespe, señaló que los usuarios ensenadenses pagan un agua mucho más barata de lo que cuesta, pues las tarifas se establecen con criterios políticos y no técnicos financieros.

Ello ha generado dos graves problemas, dijo Loyola Peterson, que la Cespe opere en forma deficitaria en cuanto a sus ingresos y que el usuario no cuide el agua y por lo tanto haya un gran desperdicio de ese recurso.

Como el agua le cuesta muy poco, la puede desperdiciar, lo que no haría si pagara lo que realmente vale el agua que recibe en sus casas, enfatizó el funcionario.

Descartó asimismo como una posibilidad viable, la construcción del acueducto Tanamá-Valle de Guadalupe e indicó que, por costos y sustentabilidad financiera y ambiental, resulta más factible el ampliar las plantas desalinizadoras o el construir nuevas instalaciones de ese tipo.

 

Comentarios