PRINCIPAL

Se debe dar continuidad a labor cultural de Vizcaíno

jueves, 12 de septiembre de 2019 · 00:00


Benjamín Pacheco/EL VIGÍA
bpacheco@elvigia.net | Ensenada, B. C.

El profesor Rubén Vizcaíno Valencia es más que un conjunto de datos biográficos, pues hay cuestiones históricas sobre su vida que son escasamente conocidas, además de que hace falta darle continuidad a las tareas culturales que impulsó en Baja California, señaló el escritor Sergio Gómez Montero.
El también colaborador del suplemento Palabra, del periódico El Vigía, lo expresó durante su conferencia con motivo del centenario de nacimiento de dicho personaje, en las XI Jornadas Vizcaínas 2019, realizadas ayer en la Sala Internacional del Centro Estatal de las Artes (Ceart) Ensenada.
La escritora Iliana Hernández, coordinadora de las jornadas en la localidad, resaltó la presencia de Gómez Montero, dado el centenario de nacimiento de Vizcaíno Valencia, además de referir la trayectoria profesional y aportaciones.
“Es ensayista y cuentista. Además de sus trabajos sobre temas educativos y de administración pública, se distingue por sus ensayos de crítica literaria sobre la relación entre literatura e ideología, así como sus textos sobre la novela de la Revolución.
“En los caminos venturosos, se refiere a la obra de José Revueltas y José Agustín. En su interés por la difusión de la cultura y la literatura bajacaliforniana, se advierte en algunos de sus escritos que propugna por una descentralización cultural del país, y en su participación en la organización de los recientes encuentros de literatura del Programa Cultural de las Fronteras”, destacó Hernández.

Proyectos que impulsó
En su participación, Montero leyó algunas notas publicadas en el número 432 del suplemento Palabra, mismas que refieren la huella inquieta y emprendedora del nacido en Comala en 1919, y quien posteriormente radicaría en Baja California a partir de 1952.
Algunos de los proyectos que impulsó fueron: el Seminario de Cultura Mexicana (desde la Escuela de Artes Plásticas de Mexicali); la Escuela de Humanidades de Tijuana (UABC); el suplemento Identidad del diario El Mexicano; la Sociedad de Escritores de la Península de Baja California; y fundador de la revista literaria Amerindia, por citar algunos ejemplos.
“Un hombre dedicado a servir al Estado, a sus instituciones y particularmente a los jóvenes de la Entidad. Es, por tanto, toda una leyenda, pero no es solo el conjunto de datos biográficos llenos de interés, hasta aquí mencionados, hay más allá una historia mucho más profunda, hasta hoy escasamente conocida y sobre la que no hay aún un estudio que nos diga suficientemente con claridad qué fue lo que pasó respecto a esta etapa de tiempo en la entidad.
“Y cómo fue, particularmente, que Baja California abrió sus puertas a personajes tan singulares como el maestro Vizcaíno Valencia, a Rodolfo Escamilla Soto, y a otros distinguidos miembros de la comunidad bajacaliforniana”, dijo Gómez Montero.

Falta conocerlo más
Señaló que luego de 100 años de nacimiento, falta por conocer más en Baja California al profesor, para rendirle un verdadero homenaje.
“Más algo queda pendiente, aquí y ahora, y es muy importante darle continuidad, es decir, darle continuidad a las tareas del profesor Vizcaíno de que la cultura en Baja California sea una tarea que no quede trunca, que no quede vacía, que se convierta en una tarea central del gobierno del Estado.
“Que ella, en lo particular, se convierta en agua que llegue a la juventud y que la juventud se deje regar por ella. Y que la sabiduría del profesor Vizcaíno siga siendo alimento edificante para todos los mexicanos. El peso de su ausencia, solo así, se podrá mitigar”, concluyó Gómez Montero.

 

 

Comentarios