Principal

Inicia temporada de tiburón ballena

La observación y nado con ejemplares de Rhincodon typus en BC es una actividad que beneficia a distintos sectores dedicados al turismo
viernes, 10 de julio de 2020 · 00:00

KARLA PADILLA/EL VIGÍA
kpadilla@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Con la llegada de cinco ejemplares de tiburón ballena (Rhincodon typus) a la Reserva de la Biósfera Bahía de los Ángeles Canales de Ballenas y de Salsipuedes, inició la temporada de esta especie, misma que culminará en diciembre.

A través de un comunicado, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), informó que el monitoreo del tiburón ballena lo realiza el grupo comunitario Pejesapo integrado por Abrahám Vázquez y prestadores de servicios turísticos quienes durante más de 10 años han brindado información sobre la medición de ejemplares, foto identificación y algunas veces han han marcado con rastreadores satelitales para conocer la ruta migratoria del tiburón ballena.

Gracias a esta labor, se sabe que Bahía de los Ángeles cuenta con la agregación más numerosa del Pacífico Nororiental, por ello se ha nombrado a la comunidad de Bahía de los Ángeles como la casa del tiburón ballena.

Temporada de avistamiento
Durante esta temporada se observan grandes agrupaciones que llaman la atención de turistas extranjeros y nacionales, que desean conocer y nadar a lado del pez más grande del mundo.

La dependencia federal indicó que esta actividad de observación y nado con este ejemplar es una actividad que beneficia a distintos sectores dedicados al turismo y que deja una gran derrama económica en el poblado de Bahía de los Ángeles, Baja California.

El tiburón ballena mide aproximadamente 12 metros de longitud y se han encontrado ejemplares de hasta 21 toneladas; su vientre es totalmente blanco, mientras que su dorso es de un color grisáceo, más oscuro que la mayoría de los tiburones, con multitud de lunares y líneas horizontales y verticales de color blanco o amarillento, de tal forma que se asemeja a un tablero de ajedrez.

Su boca puede llegar a medir 1.5 metros de ancho, y se alimenta principalmente de fitoplancton, necton, macro algas, kril, y en ocasiones de crustáceos, como larvas de cangrejo, calamares, y bancos de peces pequeños, como las anchoas, sardinas, caballa y atún.

Finalmente, recordó que esta especie está catalogada a nivel internacional como vulnerable, de acuerdo a la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés); mientras que a nivel nacional, la especie está incluida en la NOM-059-Semarnat-2010 (DOF, 2010) como especie amenazada.
 

 

Comentarios