Principal

Es difícil de cumplir Ley contra obesidad

miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 00:00

Gerardo Sánchez/EL VIGÍA
gsanchez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Las iniciativas de ley contra la obesidad e hipertensión en Baja California son fáciles de emitir, pero difíciles de cumplir, pues están alejadas de la realidad y sólo resumen buenas intenciones, señaló Enrique Sicardi Aragón, médico pediatra.

En un análisis de las propuestas de los diputados locales, Monserrat Caballero Ramírez y Julio César Vázquez Castillo, reconoció que ambas intentan buscar solución a los importantes problemas que genera la obesidad infantil -en la cual México está posicionado como número uno a nivel mundial-.

En la propuesta de Vázquez Castillo, señala el médico pediatra, se hace alusión al etiquetado de los productos comerciales de alto consumo por parte de la población infantil a fin de que a través del etiquetado el menor se dé cuenta del daño a su salud.

Sin embargo, añade Sicardi Aragón, es muy difícil que un menor revise esa información y sobre todo si esos alimentos le son proporcionados por un adulto que tampoco revisó, ni entendió el daño que ocasiona el consumo excesivo de esos productos y sin combinarlos con alimentos saludables.

Mera excusa
Creo que sólo hacer énfasis en los letreros en los etiquetados es una mera excusa para decir que se está legislando y haciendo algo sobre tan grave problema, arguyó el pediatra.

Asimismo se hace énfasis en promover la actividad deportiva, sin embargo, habría que cuestionar si los maestros encargados de esas áreas, tienen la preparación suficiente para realmente promover la activación física entre los menores.

Destaca que la propuesta de Monserrat Caballero tiene un punto atractivo que es iniciar en las escuelas un programa de detección y atención del sobrepeso y obesidad, tema que más que legislarse debería formar parte de los programas de salud pública.

Concluye en su ánalisis: “Ambas iniciativas son más que necesarias. Lo fácil es emitirlas, lo verdaderamente efectivo es aplicarlas. Con el respeto que me merecen los señores diputados, son muy buenos para emitir iniciativas, leyes y decretos, desgraciadamente, una vez emitidas y presumidas, quedan en el olvido”.

 

 

Comentarios