Principal

Estigmatizante y simplistas iniciativas contra obesidad

jueves, 24 de septiembre de 2020 · 00:00

Gerardo Sánchez/EL VIGÍA
gsanchez@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Las iniciativas presentadas en el Congreso de Baja California para atender el problema de obesidad en la entidad son estigmatizantes contra la industria de alimentos y bebidas, toda vez que focaliza ese problema sólo en el consumo de dichos productos sin considerar la multifactorialidad del tema.

Amalia Vizcarra Berumen, presidente de la Delegación Ensenada de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), señaló lo anterior luego de revisar las propuestas legislativas presentadas por los diputados Julio Vázquez Castillo y Monteserrat Montenegro.

Agregó que si bien no se puede poner en riesgo la salud de los niños, niñas y adolescentes de Baja California también se debe ser sensible a los efectos económicos que una medida prohibitiva tendría tanto con los productores como quienes comercializan estos productos.

Sobre todo si se considera que la visión simplista de la prohibición no atiende de fondo el problema no sólo nutricional, sino también de hábitos de vida de los consumidores.

Cadena de valor
Puntualizó: “En otras palabras, hay un daño claro a la cadena de valor de estos productos sin que se cuente con una perspectiva integral de la problemática a resolver a través de la vía legislativa, es decir; las y los diputados integrantes de la XXIII Legislatura deben promover un ejercicio de parlamento abierto en los qué, las partes afectadas puedan coadyuvar y dialogar a fin de dar lugar a un planteamiento integral en favor de la salud y la economía”.

“Lo anterior obedece a una lógica simple: no puede negarse el deterioro en la calidad alimentaria de diversos productos, pero tampoco puede afirmarse que la cultura alimentaria de las y los mexicanos se apegue a estándares nutricionales qué prevengan enfermedades causadas por la deficiente o mala alimentación”.

En su análisis Vizcarra Berumen agrega que deben revisarse también las condiciones económicas de los productores, comerciantes y consumidores y concluye su postura señalando que:

“El problema es multifactorial y debe ser atendido a través de políticas públicas que fomenten mejores empleos, un mejor ingreso para las familias, nuevos hábitos de consumo y una mayor cultura nutricional. No culpando a un solo sector, detrás del cual están millones de trabajadores, miles de proveedores, muchos del sector primario y una gran parte de la economía nacional”.
 

 

Comentarios