Principal

Genere espacios libres de humo de tabaco

jueves, 24 de septiembre de 2020 · 00:00

KARLA PADILLA/EL VIGÍA
kpadilla@elvigia.net | Ensenada, B. C.

Al año mueren 7 millones de personas en el mundo a causa de una enfermedad derivada del consumo de tabaco, de las que 900 mil corresponden a personas no fumadores pero que convivían con fumadores activos, informó Ángel Iván Alvarado López, jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud en Ensenada.

Señaló que el consumo de tabaco y la exposición a su humo es un problema de salud pública considerado la primera causa de muerte, que es totalmente prevenible y evitable, pues la mitad de los fumadores actuales podrían morir por una enfermedad derivada del consumo de tabaco.

Alvarado López añadió que el consumo de tabaco es la principal conducta de riesgo asociada a las muertes por cáncer, además de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reportado que cada seis segundos muere una persona a causa del consumo de tabaco.

El humo de tabaco ajena, explicó, es la mezcla del humo que exhala el fumador y el humo que emana el cigarrillo encendido, que tiene una mayor concentración de tóxicos, ya que se produce a altas temperaturas y no pasa por ningún tipo de filtro.

Mencionó que una de las maneras de proteger a la población de las consecuencias por la exposición al humo de tabaco es estableciendo espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco; y añadió que México fue el primer país de América Latina en ratificar el Convenio Marco de la OMS para el control de Tabaco.

Hogares saludables
Alvarado López recomendó a la población a mantener un hogar 100 por ciento libre de humo de tabaco, para convertirlo en un espacio que protege totalmente a la familia de los daños perjudiciales a la salud que provoca la exposición al humo de tabaco, fomentando un ambiente saludable y de promoción de la salud.

Asimismo, fomentar que los niños no estén expuestos a personas fumadoras, y así evitar que vean como algo habitual y característico el consumo de cigarros, además de prevenir el inicio temprano de su consumo.

Por último, indicó que para declarar un hogar 100 por ciento libre de humo de tabaco hay que informar a los invitados que al interior de la casa no se fuma y amablemente solicitarles que lo hagan al exterior; las mujeres embarazadas, niños o personas enfermas no deben exponerse al humo; y finalmente eliminar los ceniceros que haya en casa.
 

 

Comentarios