Nacional

Encuentran en EU culpable al acero

sábado, 17 de febrero de 2018 · 00:00

AGENCIA REFORMA
Monterrey, N. L.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos determinó que las importaciones de acero han hecho daño a la industria de su país y amenazan su seguridad nacional, por lo que recomendó al Presidente Trump a tomar acciones inmediatas, involucrando a México en sus argumentos.

En una “primera alternativa”, plantea limitar a cada país sus exportaciones a la Unión Americana al 63 por ciento de los niveles del 2017, o un arancel del 24 por ciento.

La segunda opción es un arancel del 53 por ciento a Brasil, Corea del Sur, Rusia, Turquía, India, Tailandia, Sudáfrica, Egipto, Malasia y Costa Rica. Para el resto de los países, se les topa sus exportaciones a los niveles del 2017.

El Departamento de Comercio ubicó a México como el cuarto país que más productos de acero vendió a Estados Unidos durante el año pasado, sólo detrás de Canadá, Brasil y Corea del Sur, en ese orden.

Y aunque en sus recomendaciones para frenar las importaciones no mencionó a México, sí lo hizo en su relatoría de los daños que se han causado a la industria del acero estadounidense.

“En los últimos dos años, el negocio tubular de (la compañía) US Steel ha sufrido severas pérdidas financieras... mientras que las importaciones de Corea del Sur, México y Rusia siguieron cruzando nuestras fronteras”, apuntó en una parte de su documento.

También involucró a las varillas de acero en otro apartado.

“Desafortunadamente, muchos de los principales productores del mundo, incluidos Turquía, China, Taiwán, Japón y México, fabrican muchas más barras de refuerzo de las que necesitan con el único propósito de exportar a otros países.

“Estos exportadores han aprovechado al máximo el mercado abierto de Estados Unidos, ya que las importaciones de varillas corrugadas aumentaron casi un 50 por ciento entre 2014 y 2016”, apuntó.

Tras conocer el reporte del Departamento de Comercio, Juan Antonio Reboulen Bernal, director de relaciones institucionales y comercio internacional de Deacero, consideró relevante que la autoridad estadounidense combata al comercio desleal de países que no operan en una economía de mercado.

“(Pero) lo que para nosotros sería muy lamentable, es que no se considerara la existencia de una diferencia entre los países que son sus socios comerciales y se actuara de forma unilateral”, apuntó.

Una fuente de la Secretaría de Economía que pidió el anonimato señaló que el problema de las importaciones de acero en la Unión Americana son los productos chinos.

Descartó cualquier reclamo hasta saber, en su caso, cuál será la determinación que tomará el Presidente Trump, para lo cual tiene hasta el próximo 19 de abril.

“No pueden afectar a sus socios comerciales, como tampoco lo hacemos nosotros como miembros de un Tratado de Libre Comercio.

“Desde abril del 2017 hemos cabildeado en este sentido en el Senado”, dijo.

Comentarios