Nacional

Suben fertilizantes pérdidas de Pemex

lunes, 03 de septiembre de 2018 · 00:30

Norma Zúñiga
Agencia Reforma


CIUDAD DE MÉXICO.- A casi tres años de que arrancó operaciones, el negocio de fertilizantes sigue sin prender para Petróleos Mexicanos (Pemex).
Sólo en la primera mitad del año, la empresa del Estado reportó una pérdida neta de 3 mil 337 millones de pesos, es decir 281 por ciento más que los 874 millones de pesos que perdió en el mismo periodo del año pasado. 
De acuerdo con su reporte, en la primera mitad del año, el costo de lo vendido fue de 5 mil 566 millones de pesos, contra los 2 mil 822 millones de pesos de ventas totales.
A esto se le suman gastos de distribución y de administración.
La actual administración arrancó este negocio en septiembre de 2015 tras la compra de dos empresas: Fertinal y Agro Nitrogenados -ahora llamado ProAgroindustria- y la suma de sus plantas en Cosoleacaque, Veracruz.
En su momento, la petrolera sostuvo que su apuesta era atender el 75 por ciento de la demanda nacional de fertilizantes y sustituir importaciones por 400 millones de dólares.
Sin embargo, sus plantas de Cosoleacaque han reportado una producción a la baja y la de Pro Agroindustria no logró arrancar a finales del año pasado como estaba previsto, ya que lo hizo hasta este año.
Grupo REFORMA publicó que de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, hasta abril de este año no se había reportado producción.
En este sexenio, la producción de fertilizantes de Pemex ha registrado una caída de 39 por ciento, pues pasó de 2.1 millones de toneladas en 2012 a 1.3 millones de toneladas en 2017 entre amoniaco y anhídrido carbónico, según cifras de su Anuario 2017.
Incluso el año pasado Pemex consideró vender su subsidiaria de fertilizantes y con el apoyo de UBS repartió un documento, del cual REFORMA tiene copia, en el que se hacían proyecciones para este negocio.
Según fuentes de la industria hubo acercamientos con algunas compañías, pero la compra no se concretó.
Luis Labardini, socio de Marcos y Asociados, explicó que desde un inicio no se tuvo claro por qué Pemex entró al negocio de fertilizantes y compró plantas que no estaban en buen estado.
"La participación de Pemex en el sector de fertilizantes es muy cuestionable porque no es parte de su negocio fundamental que está en la exploración y explotación de petróleo", comentó.
Además ha dedicado una gran inversión para la rehabilitación de plantas, por lo que en estos años no ha podido participar competitivamente en el negocio.
A México llegan fertilizantes de Rusia y Alaska con precios muy competitivos, por lo que se trata de un negocio complicado.
La próxima Administración deberá pensar cuál será su estrategia con el fin de crear valor e incluso considerar vender la empresa de fertilizantes.
 

Comentarios