NACIONAL

Afirma Peña Nieto dejar a AMLO país con fortalezas

martes, 04 de septiembre de 2018 · 00:00

Agencia Reforma
Ciudad de México

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que dejará a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador, un país con estabilidad política, social y económica.

En su sexto y último informe de Gobierno, el priista demandó a los mexicanos hacer una evaluación de su sexenio con hechos y cifras, e insistió en que el país está mejor que hace seis años.

En Palacio Nacional, el mandatario estuvo flanqueado por 26 de los 32 gobernadores, a su lado izquierdo, y por los integrantes de su gabinete sentados a su derecha.

Frente a mil 500 invitados, entre ellos priistas que perdieron candidaturas en la elección pasada, ex colaboradores, quienes alcanzaron a llegar al Congreso o mantienen posiciones de Gobierno, así como de legisladores y líderes de nuevo partido en la Presidencia, Morena, Peña Nieto enumeró 10 “importantes fortalezas” que deja.

Entre ellas, consideró, finanzas públicas sanas, pues el padrón de contribuyentes es 78 por ciento más grande que hace seis años, y una deuda manejable.

El mexiquense destacó que dejará la inflación más baja para un sexenio desde hace casi 50 años, nuevos empleos formales que crecen a un ritmo de 800 mil por año, y un nuevo modelo energético que permite recuperar a México su condición de potencia en este sector y liberar recursos públicos para fines sociales.

“Con la mayor inversión extranjera directa de nuestra historia, por 192 mil millones de dólares a la fecha; además de inversiones ya comprometidas por casi 200 mil millones de dólares, tan sólo en el sector energético.

“Con los menores porcentajes de pobreza y de carencias sociales desde que se tiene registro; un nuevo modelo educativo, que se implementa en las aulas a partir de este ciclo escolar; y proyectos de telecomunicaciones en marcha que permitirán dar servicio de internet de banda ancha, por lo menos, al 92 por ciento de la población para el año 2024”, desglosó.

Además de un país con el doble de la capacidad portuaria que existía en 2012, una renovada red carretera, proyectos ferroviarios y aeroportuarios de gran escala, así como un conjunto de tratados comerciales.

“Éste será el punto de partida de la próxima Administración, que el primero de diciembre habrá de asumir la alta responsabilidad de gobernar a México”, aseguró luego de felicitar de nuevo a López Obrador e insistir en que lo respaldará estos tres últimos meses para una transición ordenada.

En su discurso no aparecieron los casos emblemáticos de su sexenio: la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y la Casa Blanca.

Comentarios