Nacional

Niegan ingreso a nueva caravana

martes, 26 de marzo de 2019 · 00:00

Agencia Reforma
Tapachula, Chiapas

El Ayuntamiento de Huixtla impidió ayer que la nueva caravana de migrantes ingresara a la cabecera municipal, por lo que el contingente siguió su camino para descansar en la comunidad de Villa Comaltitlán.

Un total de cuatro patrullas de la Policía Municipal bloquearon el acceso oriente al centro de la localidad, en la curva conocida como del “Diablo”, y así impedir el avance del contingente.

Esta es la segunda ocasión que el edil morenista de esa demarcación, José Luis Laparra Calderón, ordena el cierre de las vialidades para impedir la entrada a los centroamericanos. En febrero pasado lo hizo con los integrantes de la segunda caravana.

SUFREN RECHAZO
Las autoridades locales tomaron esta decisión con el argumento de que la presencia de los indocumentados en la zona ha incrementado los índices delictivos, además de generar un malestar social en el municipio.

Pobladores de la cabecera municipal también han adoptado actitudes de rechazo hacia los migrantes, y pocas familias han auxiliado a la nuevo contingente en su recorrido por Chiapas.

En las afueras de Huixtla, elementos de Protección Civil municipal brindaron agua a los centroamericanos para contrarrestar las temperaturas que ayer superaron los 36 grados centígrados.

Según los líderes del movimiento, en el contingente viajan alrededor de dos mil 800 migrantes, principalmente de Honduras, Guatemala y El Salvador, aunque también se han incorporado algunos cubanos y africanos.


 

Comentarios